miércoles, septiembre 20, 2006

ANTOLOGÍA DEVÁNICA

El ejercicio devánico de creación poética produjo una acojida interesante entre los visitantes de este blog e incluso la llegada de nuevos interlocutores de la sensibilidad. Se publican entonces los trabajos recibidos, aclarando que no sólo se recibieron textos poéticos, sino relatos y prosa poética. No están titulados porque la mayoría los participantes no lo hicieron y se trascriben según el orden de llegada. Tal vez lleguen más propuestas en lso siguientes días, los cuales serán incluido luego.

I

El cortejo de espuma
que voraz acompaña
en la lejana soledad del horizonte
los funerales del verano,
acecha los sueños en desorden
de la sombra de la noche,
cuando un sorbo del vaso de leche
observando a lo lejos el acantilado
hace que sienta el salto del pez en el agua.

NOA

II

En la herida del mar,
yo.
Mechón de leche espuma,
pez del milagro,
áurea pasión delicada,
carne de agua arrebatada,
rastro fugaz de todas las ausencias,

abandonada al hambre, estrecha noche fiera.
Tu,
vagabundo con la polaroid cercando el horizonte
en un cortejo de sueños de una puerta giratoria,
ancho misterio, torbellino en brazos del silencio.

A qué has venido, soledad?
tal vez no baste la memoria voraz que engulle en la sombra.
Impostor dios que se mofa en actitud impía,
en el desorden de una noche de filosa lejanía.

Decepciónate...
que al volver el verano se anuncian los funerales
de la misma muerte,
de los miedos que giran injustificados
en torno nuestro, meciendo –y no sé cómo-
hogueras, exilios, hechizos e impedimentos,
con la misma cara obscena de engañoso pensamiento.

Por qué quedarse,
soledad, risco, acantilado, precipicio...
Que vivo prepotente en la quietud del bullicio
y no sé restarle sueños al olvido en las napas del silencio.

UMA

III

En silencio, en soledad... convertida en una sombra de lo que un día fui, estoy ahí... parada en el acantilado rocoso donde se estrella el mar con su espuma color leche.


Mi pecho ya no alberga los sueños de juventud que un día tuve... el desorden, la locura y el velo de la noche se transforman en testigo de esta ansiedad voraz de dormir por siempre.

Los colores del verano han desaparecido... ya no son míos
Mi horizonte me revela el paso mortal hacia mi libertad...


Y mientras recibo el abrazo del agua y me convierto en pez, nado hacia la lejanía, hacia la eternidad para no tener recuerdos del cortejo que acompaña los funerales de mi alma.

BETTINA PERRONI

IV

Viene tu Sombra nuevamente…
trepando por el Acantilado de mi desorden...
atrás, los funerales del olvido se confunden con mi noche...
Los sueños inventados se pierden con éste verano enajenado...
Me pesa tu Lejanía, encendiendo el reclamo voraz de mis silencios...
Me vuelvo horizonte de tus ganas,
soledad de tus deseos,
aguabendita a tus pecados,
marrevuelto a tus pasiones...
Voy a permitirte el últimocortejo...
por el capricho insolente...
de atrapar tu pez dorado...
cubierto de la espumaamarga...
que derramas en tu leche...
Después... te tiraré al olvido.

CIELOAZZUL

V

Desde el acantilado de los sueños fuimos
batiente agua de mar,
recuperada esencia de leche maternal que el loco amor concede,
sombra de soledad que al horizonte
rescató del desorden de los mares.
Fuimos el pez herido que desde la memoria fue despidiendo olas,
renunciando a presenciar sumiso o resignado bodas y funerales.
Ahora, presente en el cortejo de vencidos
que tristes y atrapados en la noche
sienten en sus entrañas melancólicas
que el tiempo del insomnio se ha mostrado
trayendo lejanía bordada en el recuerdo,
me siento, lejos de aquel verano apasionado
en el que con las copas de la dicha
brindábamos felices
y en espuma voraz nos transformábamos

ROBIN

VI

SOLEDAD

palavra maldita
palavra de marinheiros que no mar deixavam de mirar terra...
leche/leite de desenconaros
em horizontes desencontrados
com espuma de querer viver
de uma forma voraz...

MIXTU

VII

La comencé cortejando una noche de verano. Mi mente se llenaba de sueños, como verla madre de mis hijos. Pero la sombra de la soledad mataba la ilusión. Llegamos a un acantilado, el mar que cobijaba la espuma y a desordenados peces, estaba como una taza de leche. Quise espantar la voraz soledad que me embargo, y con ayuda del horizonte la abrace como nunca, intentando disminuir la lejanía. Ella quitó mis brazos de su cintura y bruscamente se lanzó al agua, comprendiendo que se acercaban los funerales de su soltería.

ESMERALDA

VIII

A gatas dentro del cortejo... a gatas las lágrimas se derrumban directas al acantilado donde todos tus sueños se han vuelto la sombra de mi exquisita lejanía. A gatas me trago la soledad, hecha un mar profundo y calmo, un mar de leche, vertiéndose en el horizonte, eximiendo a la espuma rabiosa de tu boca voraz y al agua turbia de mis piernas. Me escurro hecha pez delante de estas gentes llorosas en quienes ha depositado la noche, el dolor de nuestros funerales y a gatas te rememoro en el este duelo, con las manos enterradas en la imagen de nuestros fríos veranos, pues ya no queda más que el desorden de tu cabello maldito y mis lágrimas abajo, abajo.

VALENTINA

IX

La piel se quema en funerales eternos,
la noche derrite los cuerpos,
y mis ojos,
mirando hacia el acantilado,
acarician la locura,
reavivan el pez que del agua sale
y convierte los sueños
en una insípida verdad,
en la baratija del tacto y el desprecio.
Luego,todo el horizonte,
el mar y el desorden
se vuelven un mismo desprecio,
moribundo y loco,
que escupe a cuestas su propia leche,
su espuma inquisitoria,
y que repite como puede
las últimas frases
que aquel verano le obsequió;
la voraz intención
de escapar de la soledad
fue sólo el vestigio de otro sueño.
En la lejanía,
la sombra lo llama,
ese cortejo valió más que la calma,
y la ausencia fue muerte,
como si fuese la última palabra.

SANTIAGO

X

En el horizonte de las horas, esperé los funerales del día que bajaban por el acantilado de la noche. Los sueños dejaron de ser y se convirtieron en una sombra desteñida que se reflejó en el mar del silencio.
Todo era desorden, en el verano, el agua se marchó con su mochila al hombro, tras el pez ahogado que lloraba en silencio, sobre un pastizal desnudo.
En la ausencia y lejanía de las palabras, todo era soledad y nostalgia: voraz el tiempo seducía al verbo, con un cortejo de vocablos y letras absurdas, convertidas en espuma de mutismos.
¡No se puede llorar sobre la leche derramada!

ENIGMÁTICA

XI

Buscando entre el desorden,
Allanando la lejanía del mar,
Nacieron funerales, risas, sombras.
Nada, simplemente nada.
¡Se ruega cortejo fúnebre!,
Para un desdichado pez.
Ya nada caía,
Ya nada nadaba.
Nada. En la lejanía se ve venir,
Como leche de una madre,
Un derroche de espuma,
Allende el horizonte.
Ya nada nadaba.
Ya todo estaba en calma.
Sueños que se pudrieron.
Fue por un verano inconsciente,
Fue por una noche extensa,
Fue por un voraz llanto.
La culpa la tuvo el acantilado:
Fue él quien no supo de muerte.
El agua se llenó de soledad.

LILITH IREUL

XII

Lleva el cortejo hasta el horizonte,
Tocando el fondo de un mar en calma,
Mi soledad hundida en el agua
donde el pez en la espuma se esconde.

Dota a mis sueños la lejanía
De ese verano en que sí te quise,
De mi desorden en la hora triste
De la caricia en la despedida.

Me asomo herido al acantilado,
Bebiendo leche amarga de olvido,
De los recuerdos de tu vestido
Entre la voraz hambre de mis manos.

Espero quieto aguardando el broche;
Sentado solo el viento me mece
donde siempre mi sombra se acrece
en los funerales de la noche.

MAIK PIMIENTA

XIII

Quedó en la lejanía aquella noche de verano, recuerda entre sueños haber visto su sombra en la ventana, entonces suplicó volver a verlo por la mañana.
Un voraz fuego fue consumiendo la imagen que de él le quedaba, en los oídos de ella aún quedan grabadas sus palabras, y en su cuerpo la soledad se quebranta.Confuso desorden, inolvidable horizonte.Ella, esperó sentada a orillas del mar que el agua trajera la espuma y que con esta dibujara su nombre.Quimera de esperanza, ojalá despertara de esa cama y la abrazara.Ella ingenuamente espero que nunca la olvidara.El cortejo se hizo eterno, derroche de lágrimas y de recuerdos.Los funerales los sufren los vivos y lo celebran los muertos.Ella toma su café con leche, ya tibio, el llavero con forma de pez quedó colgando de la puerta. Afligida entre lamentos y gemidos, observa como su vida se desarma y cae desde un acantilado al vacío, al silencio, pues ya nada tiene sentido.

AGUS


XIV

Espero el cortejo de mi amor y no en sueños,en la lejanía aprecio su sombra por el acantilado.Hago honor a los funeralespor mi soledad y el desorden de un verano voraz me trae ilusiones con la espuma del mar, blancas como la leche y en el horizonte la noche cae como se zambulle el pez en el agua.

REBEL

XV

Pompas de jabón

Sueños en el desorden del cortejo
De los funerales de una noche verano,
Ocaso de la veneración ante lo añejo,
Sentencia de la novedad como profano.
Sombra que cubre lo recién nacido,
“Mejor malo, o bueno, pero conocido”.
Soledad voraz de no hallar más oídos
que los de quien rueda en el acantilado
donde son arrojados los atrevidos
que osan reescribir textos sagrados
sin que se les halla previamente permitido.
Si más preciada es la voz del fallecido,
Más preciada debiera ser la leche agria,
Pero a la hora de beber por mantenerse vivos
La turba velozmente cambia el parecido,
Y si en este punto podríasele llamar sabia,
Que me redima la lejanía con el olvido
de haber aplicado tan mal este adjetivo,
con el solo objeto de alcanzar la rima
que justifique mi adicción a la ironía
y mi tendencia a vestirla de poesía,
para esquivar la pobre y baja estima,
del que no sabe distinguir un cementerio
de una catedral llena de muertos vivos,
que confunde una biblioteca con criterio
y un haber sin déficit, con un pretérito pasivo.
Igual que el pez que no sabría reconocer
El agua, por hallarse en ella sumergido,
Ni detener en su ignorancia mar y espuma,
Así, los muertos de mañana han de volver,
Por el camino de las letras que vencen al olvido,
A sentarse frente a los fantasmas del ayer
Con la destreza de un guerrero, empuñar su pluma,
Y surcar en horizonte que bien saben recorrer

PAULA BERMEJO

XV


MAL COMIENZO

Me levanto en medio del desorden

y pongo a calentar la leche.

!Maldita sea!

Quedó fuera de la nevera anoche

Y huele a podredumbre que marea.

Me adentro por el pasillo en sombra

rumbo al cuarto de baño

y tropiezo con un horizonte desolado:

la espuma de afeitar se ha terminado.

Como un pez fuera del agua bramo,

adiós a mis hermosos sueños

de formar parte del cortejo

de la boda de mi primo hermano.

Lanzo con furia el bote huero,

al interior del cubo de basura,

mar voraz de desperdicios lleno

donde arrojé ayer mismo mis tardes de verano.

Desde la soledad inmensa de mi baño

oigo, en la lejanía, hervir la leche

y corro de nuevo a la cocina

con el coraje de los antiguos hunos.

Como desde un alto acantilado

se desborda, blanca, sobre el fuego ardiente.

Y presencio, sin oposición ni fuerza,

Los negros funerales de mi desayuno.

ISABEL ROMANA


XVII

Duerme, mi pequeña,

la noche tibia

que te acuna en cortejo mudo

y que te nutre con sueños

de verano soleado de miel

Extiende tus ojitos

sobre el horizonte

y ahuyenta la soledad

que me muerde la sombra,

que me empuja al acantilado voraz,

que me promete funerales bajo el agua

Sueña, mi dulce pequeña,

al pez que intriga a tus manos sumergidas

en el mar dormido.

Vuelve desorden salado

el fondo perfecto

de espuma y caracoles

y regresa a mi pecho fecundo

desde tu marina lejanía,

a inundar tu sueño

de leche tibia y alba nueva

MADEMOISILLE P

XVIII

El desorden del verano apunta infinito,

me perderé como sombra,

me dormiré en los funerales de tu noche

como horizonte que muere

en la lejanía de tu voz.

Tal vez en tus sueños

reviva voraz como espuma

mi piel desnuda,

y tu cortejo tenue

despierte mi soledad...

Tal vez la espuma

que desciende por tu mar

como leche templada,

sea solo pez sin agua,

acantilado sin rocas,

noche sin luna.

O tal vez al despertar

el verano haya terminado ya...

y con el mi añoranza

desmedida.

CALANDA.

20 comentarios:

troya dijo...

la mayoria narran una soledad trizte;como sufren...

amada soledad, compañera de alegrias, de intimos recuerdos, de pasiones desenfrenadas... nunca te vayas

Badanita dijo...

Hola Carlitos:
Que buena idea tuviste! Puedo invitar a alguien? Seguro la respuesta es SI.
Le dirè a Pato, una amiga bloguera que escribe super bien.
Me encantaria que la leas porque es fantastica.
Carlitos pasè a decirte GRACIAS por tu cariño y tu buena onda para conmigo. Tus palabras me han hecho muy bien.
Besitos y espero que estès bien.
Muakkkk-

Oceanida dijo...

Perameeeeee, jo que no tengo tiempo...
Manana sin falta...

Un abrazo acuatico.

Bohemia dijo...

Hey! que buena selección, me gustó este cocktail de letras. Besos

Maik Pimienta dijo...

Amigo Carlos, te agradezco la propuesta y admiro la iniciativa, de la cual me hago eco en mi rinconcito con la intención de captar más fieles para la causa. Un abrazo.

Uma -La rubia del Muelle- dijo...

Aplausos a los que han participado de esta bella forma.
Aplausos para vos, Carlos, lo tuyo no tiene parangòn!

Besazos desde el mar.

cieloazzul dijo...

Wow!!
Cuanto talento!!!
y de tu idea genial ni se diga!!!
felicidades Carlos...
muchos besos:)

Sangre Ácida dijo...

Ñaaa... sigo pasando, lo que pasa es que aún estoy estado etílico y no se me ocurre nada la verdad y las palabras no hacen eco musical en mi cerebro.

Bettina Perroni dijo...

Siiiiiiii

clap, clap, clap!!! aplausos...

excelente producción de pensamientos.... ahhhh ahi toy yo! ;) jaja

Bravo... y que vamos a hacer con ellos... anda dinos

Besitos poéticos

Santiago dijo...

La idea estuvo excelente y ojalà se repita, es una muy buena forma de incentivar a escribir y de que los lectores de blog no se queden sòlo con los que ya conocen.
Personalmente, gracias por publicar mi poesìa y ojalà te haya gustado. Apoyando tu mociòn me voy a meter en los blogs de los autores de los demàs.

Nos vemos y nos seguiremos leyendo espero!

Paula dijo...

Guauuu!!!! es precioso esta antología, los felicito de todo corazón a todos los participantes. Un abrazo Carlos por tu iniciativa! te dejo un gran beso!

Matilde dijo...

no me atreví
anote varias veces y se evaporaron mis letras,
a veces cuando me imponen no sé...son excusas,
soy una miedosa


muy buenos en todo caso los poemas, es un orgullo saber que hay tantos con dones
que poseen pinceladas sensibles

Freyja dijo...

hola mi lindo amigo Carlos
veo que te han dejado una maravillas de versos
me alegro amigo, cada desafio tuyo siempre tiene respuesta
eso indica que eres una super buen persona y lindo amigo
mi regreso va lento amigo, y como tu lo dices el se pierde lo que hay
a veces el amor es asi, habla solo y en silencio
besitos encantados y mi abrazo y muchos cariños
un lindo dia viernes
besitos amigo


besos y sueños

Mariela dijo...

Mmmm haré mi intento...
pero no leeré nada de lo que han escrito hasta tener el mío...
jajajaja
besitos!! =D

biosofia dijo...

Carlos, hola primero (es que soy atolondrada y olvido saludar si no me obligo a mi misma) me enteré de tu propuesta vía Maik (abro laboca) y te envié vía mail mi respuesta.
Eso sí para NO variar hice lío, en el último verso hay un error de tipeo que de ser posible te agradecería enormemente corrijas de decidir publicarla, donde dice en horizonte va el horizonte.
Perdón, cada vez que me hago eco de estas cosas siempre tengo que meter la pata en algo.
No me conocés pero soy un pato criollo, bien criollo teniendo en cuenta mi nacionalidad ja!
Besos y agradezco haber llegado a este blog.

digler dijo...

todos encadenados en un mismo sentimiento, diferentes y similares entre si.
muy buena idea

Isabel Romana dijo...

Hola Carlos. Estoy algo decaída, así que al ver del blog de maik pimienta recogiendo tu propuesta, se me ha ocurrido hacer un poema humorístico. Temo que desentone o que quizá no sea acorde con el objetivo de tu iniciativa. En cualquier caso, te lo pongo aquí y quedas en libertad de hacer con él lo que quieras, siempre que estés seguro de que no se va a ofender nadie por él. ¿De acuerdo? Confío pues, en tu discreción. Ahí va (he marcado los versos, porque aquí no salen completos en línea):

MAL COMIENZO

Me levanto en medio del desorden/
y pongo a calentar la leche./
¡Maldita sea! /
Quedó fuera de la nevera anoche/
Y huele a podredumbre que marea./

Me adentro por el pasillo en sombra/
rumbo al cuarto de baño/
y tropiezo con un horizonte desolado:/
la espuma de afeitar se ha terminado./

Como un pez fuera del agua bramo,/
adiós a mis hermosos sueños/
de formar parte del cortejo /
de la boda de mi primo hermano./

Lanzo con furia el bote huero,/
al interior del cubo de basura,/
mar voraz de desperdicios lleno/
donde arrojé ayer mismo mis tardes de verano./

Desde la soledad inmensa de mi baño/
oigo, en la lejanía, hervir la leche/
y corro de nuevo a la cocina/
con el coraje de los antiguos hunos./

Como desde un alto acantilado /
se desborda, blanca, sobre el fuego ardiente./
Y presencio, sin oposición ni fuerza,/
Los negros funerales de mi desayuno./


Saludos cordiales.

SUAVE CARICIA dijo...

me gusto esto, me deleite con la poesia, me maraville, creo que mi sueños seran placenteros esta noche, la poesia te relaja te renueva, te pone bien
riego un universo de besos para ti

mahaya dijo...

Madre miaaaaaa pero que hermosooooo

mademoiselle P dijo...

atrasada, pero traigo de vuelta la poesía recién nacida...

Duerme, mi pequeña,
la noche tibia
que te acuna en cortejo mudo
y que te nutre con sueños
de verano soleado de miel

Extiende tus ojitos
sobre el horizonte
y ahuyenta la soledad
que me muerde la sombra,
que me empuja al acantilado voraz,
que me promete funerales bajo el agua

Sueña, mi dulce pequeña,
al pez que intriga
a tus manos sumergidas
en el mar dormido

Vuelve desorden salado
el fondo perfecto
de espuma y caracoles
y regresa a mi pecho fecundo
desde tu marina lejanía,
a inundar tu sueño
de leche tibia y alba nueva


debería repensarlo bastante.. pero está tan recién nacido que me da pena despertarlo... después, quizas :)