lunes, mayo 22, 2006

INDIFERENCIA E IGNORANCIA


Siempre he realizado la pregunta de manera angustiosa e inocente ¿Qué extraño brebaje adormece a los seres cuando nos toca elegir? La respuesta siempre me ha sido esquiva. A una semana para decidir quién será el próximo presidente pienso que la Minoría de Edad de la mayoría de colombianos es quizás la principal causa de la ceguera política. Un vecino que lleva tres meses sin empleo porque en la entidad pública en donde laboraba “hubo recorte” y reestructuración, cree firmemente que Uribe como un Mesías prolífico, le traerá soluciones. ¿No sabe acaso mi vecino que fue Uribe quien diseñó la estrategia de recortes de empleos en las entidades públicas? ¿Es acaso la ignorancia una extensión del olvido?

El próximo domingo saldré a votar, votaré amarillo porque es la opción menos letal, miraré los rostros efímeros que depositan ilusiones en una Urna cantinflesca como el Estado, observaré otra vez que los que votan son siempre los mismos encantados por el Canto de la Sirena de turno, los demás estarán en sus casas, viendo televisión, barriendo la acera, o durmiendo, al fin y al cabo indiferentes.


Nuestro drama es la indiferencia de la mayoría y la ignorancia de la minoría.


4 comentarios:

Arlovich dijo...

NO solo a votar hay que salir. También debemos ir a vigilar las urnas. ¿Porqué quitaron a los maestros colombianos como jurados de votación?

Ojo! hay que salir a vigilar las urnas! Recuerden que en el 2002 Uribe se apuntó 250 mil votos de más, de acuerdo a una denuncia que reposa en la Fiscalía.

Ojo! hay que salir a vigilar las urnas!

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Estaremos atentos a esa sugerencia, porque es necesario cuando la oscuridad arrecia, encender las velas..

Comparto ese llamado...Marchad Vigilantes!!!!

El Mazo dijo...

Hay cosas que no se deben olvidar, como una fecha de abril de 1970, un fraude y un reloj de bolsillo que marcaba la hora en la televisión nacional. "La memoria, la historia y el olvido." Paul Ricoeur

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Gracias Mazo procuraré ir a Ricoeur y estaremos atentos este Domingo para que el olvido no se aposte en las esquinas...