viernes, mayo 05, 2006

INVENTARIO

Soy un hombre desgastado por el bullicio y la anormalidad de los días. La cotidianidad me abruma. El oficio doloroso de los días repetidos me han convirtiendo en una bodega repleta de objetos inútiles. Mi inventario se limita a los siguientes superfluos elementos:

  1. Una insensible guitarra inundada de arañas vegetales.
  2. Varios poemas escritos bajo la incertidumbre de lo inédito
  3. Un proyecto de novela cuyo único mérito es el título
  4. Una colección de CD piratas que me recuerdan las mejores horas de la noche
  5. Unos calcetines sucios y tres jean sangrantes
  6. Una numerosa familia que aletarga mi cotidianidad y que me recuerdan lo duro que es reír en este tiempo de mercaderes.
  7. Algunos amigos con quienes intento no atragantarme de soledad
  8. Una página en blanco y muchas palabras que no la seducen

Todo lo demás sobra.

3 comentarios:

troya dijo...

además tienes deseos oniricos juveniles, nunca lo olvidez.

Arlovich dijo...

Buena, Carlos. Tus Devaneos tendrán nuevos recorridos. Que ruede la bola...

Cigarrillo Extra dijo...

Lástima que no ande con una pistola cargada que sea capaz de hacerle quitar el sabor a óxido de la sangre a cualquier hijueputa...sobretodo a uno mismo un domingo. Buena, cigarra!!!!