jueves, junio 15, 2006

OTRA VEZ LA RUTINA

5:55 PM. Ya han transcurrido doce horas desde que el televisor se activó dejando escuchar un extraño alarido en MTV. Despertarse sobresaltado al escuchar el chillido inarmónico de Calle 13, no es presagio de nada bueno. ...no importa que te guste coldplay...bla, bla, bla.
7:55 AM. Abro las puertas de la oficina y siento el latigazo de los días, el aroma a pesadez tan mío y de estas paredes. Soy el primero en llegar hoy, extraño.
12:00 M. Es hora de almorzar, algo bueno debía tener el día.
1:30 PM. Regreso a la oficina sentado en la parte trasera de un colectivo (minicolectivo para ser exacto), oloroso a gasolina, con las ventanas cerradas y al lado de una señora cincuentona oliendo a lavanda.
1:55 PM. Anuncio mi parada con anterioridad, como lo solicita un letrero enorme, pero sin embargo el conductor me deja dos cuadras después. Tengo ganas de arriarle la madre a alguien, pero a quién..El colectivo se aleja bajo el sol por el caluroso pavimento.
2:00 PM. De nuevo llego a la oficina, esta vez no fui el primero.
5:55 PM. Faltan sólo cinco minutos para salir y un aire fresco invade mis pulmones. Tantos cinco rodando mi cabeza hoy...¿Será que debo hacer el chance terminado en 5?
6:00 PM. Salgo y me encuentro con un ropaje conocido que conversa con otro traje repetido que nos invita al lugar de siempre.
6:25 PM. Pido la primera cerveza. Esta vez me demoré bastante entre la oficina y el bar, por lo general a las 6:15 estoy empezando a libar.
6:30 PM. Conversamos sobre algo prometedor, pero rápidamente giramos a lo de siempre, blogs, aventuras en pañales intelectuales, fútbol, la U (no el partido, sino la universidad), una mujer que pasa dejando el aire impregando por el borde de sus calzones, etc, etc, etc...
8:45 PM. Van seis o siete cervezas, lo de siempre.
9:00 PM. Me lavanto de la mesa y todos me miran con los ojos de todos los días, me dan la mano (amablemente supongo) y me voy con la disculpa de alcanzar ruta de bus, pues no hay para taxi.
9:35 PM. Antes de bajarme de la buseta (esta vez me tocó ejecutiva) tropieso contra un señor de corbata que dormita de costado y me echa la madre. Madre echada no camina, le contesto y desciendo.
10:05 PM. Llego a casa, tengo hambre pero no quiero comer, tengo sueño y quiero dormir. Me lanzo contra la cama y voy penetrando la penumbra que antecede a ese espacio parecido a la muerte, pero de pronto me despierto sobresaltado, había olvidado programar el televisor en MTV.

16 comentarios:

Cigarrillo Extra dijo...

Definitivamente no queda tiempo para pasear por marte, comprar plutonio en el supermercado de la esquina, revisar el buzón para recoger las cartas enviadas por los elefantes homosexuales de las Islas Fidji, ni mucho menos para decidir el sitio exacto donde aterrizará el próximo escupitajo con olor a yerbabuena que se suele arrojat al lado del dictador ugandés de turno...que lástima, su vida es miserable.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Claro cigarrillo extra, eso es tan cierto que el último sobresalto que tuve esta semana consistió en pelear con el busetero porque no me devolvió cien pesos...el no me creyó, pero bueno lo intenté..

Usted juzgue, yo muero....

Angélica dijo...

No es tan distinta a la de miles de habitantes de este planeta, asi que no te preocupes; tal vez mi vida lo fue asi en algun momento, ahora no es la mejor pero por lo menos intento hacer lo que quiero... cuesta mucho, cuesta lagrimas y sangre, pero tambien da alegria...
AH! y no mueras...

Cigarrillo Extra dijo...

Con el fin de saldar deudas prediluvianas, y de no jugar al muerto más muerto, quiero hoy retribuirle, al menos, los cien pesos de ese espécimen particular de hijueputa que es el busetero…pero quien no ha conducido su propio bus hacia el barranco?...sabe qué, mejor cómase esto, queridísimo Kapy…se lo envía ese héroe que inventó maniatan (siempre se debe volver a él, lo siento):
“La idea de volver a trabajar está perdida en algún punto de mi cerebro, con casi todas las otras ideas de acción. Perdida como uno de esos convoyes de ayuda a Etiopía que nunca llegan a su destino.
Mis ganas de trabajar han caído en algún lugar del océano. No puedo imaginarme a mí mismo trabajando, igual que no puedo imaginarme matando. Por supuesto soy consciente de que el trabajo me está esperando y de que no puedo hacer nada para evitarlo, pero no soy capaz de de pensar en él como una posibilidad real. Cuando era pequeño me negaba a aceptar que a lo largo de toda mi vida pudiera haber alguna inyección más. Me veía el Guinnes de los récords como el hombre al que no volvieron a poner una inyección desde los ocho años. Ahora me veo como el hombre que nunca volvió a trabajar, justo al lado de la foto del bocadillo de atún más grande del mundo.
No me importaría tener un trabajo que sólo exigiera esfuerzo físico, una actividad mecánica sin ningún tipo de responsabilidad, un trabajo en el que nada tuviera que estar bien hecho, algo para lo que no hubiera que valer. Sin palmadas en la espalda ni reprimendas, sin ascensos ni recomendaciones.
Algo como lo que hacen los hamsters dentro de su jaula, dándole vueltas a la rueda de plástico. Algo que realmente no valiese para nada. Un trabajo que pudieses hacer mal, o incluso dejar de hacerlo, sin defraudar a nadie.
No hay muchos trabajos de ésos. Cualquier cosa por estúpida que parezca termina por ser fundamental para alguien. Incluso en las ferreterías todo el mundo parece estar muy preocupado. Los aviones se estrellan por un tornillo mal ajustado. La gente se muere por culpa de alimentos caducados. La semana pasada se derrumbó un cine y aplastó a diez personas después de que un inspector del ayuntamiento dijera que no parecía peligroso. No puedes tomarte nada a la ligera porque las cosas se inclinan, se tuercen y se caen.
No consigo entender por qué todo tiene que estar bien hecho, no me atrevo a salir de la cama y afrontar todos los días la tiranía de la perfección.”

Salmón dijo...

"RUTINANTE": creí saber que eras CABALLERO itinerante pero según percibo no eres más que el prisionero - pasajero - de una cárcel sin rejas, perdido en la cotidianidad de la vida laboral…
No sé que decir realmente, tampoco tengo respuestas mágicas, no hay certezas solo cervezas, aunque podría recomendar que cerrarás los “devaneos” y pasarás hacia el BLOG de los señores “agonía” y “decadencia”, a eso que llaman “cigarras” a medio fumar, creo que ahí encontrarás un lugar seguro para la agonía laboral… aunque siendo sincero no veo problema en la relación contractual, el problema radica en al estación de mando, en la cabeza, en la insubordinación de los espíritus…

No sé, talvez le recomiendo cambiar de rutinas noctámbulas, podría empezar por no seguir abandonando las copas, las mesas y los amigos antes de las 10 PM, con el pretexto de la buseta, el sol, los rulos o los secadores, no hermano, si volvieran las noches largas, bajo la agonía de la noche y la luna, se encontraría el placer y la lentitud del movimiento y las cosas, y tal vez, por unas horas se rompa la rutina… AH? Pero ahora que lo pienso, es mejor que no pases a la “Cigarra”, por que a diferencia de los pensamientos “terminales”, vos tenes responsabilidades, y eso si que es una rutina que no se puede abandonar, entonces, parcero, paila…. Ya creador NO HAY Para volver a comenzar…

Gitano dijo...

afortunadamente en 2 años, seis meses,12 horas, 8 minutos, 49 segundos nacera un hombre muerto, en ese momento, en ese preciso instante, estallara una bomba de vida que se esparcira en milesimas de segundos por nuestra pacha mama, la esclavitud, la exclusión , la rutina se destruira y la asquerosa humanidad se suicidara enseguida, no sabra que hacer, ni que decir.......

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Anglélica, el drama consiste precisamente en eso, en no querer morir, es como el complejo de vampiro que luego añora su pasado..
Gracias

Cigarrillo extra: Texto = desangre pausadamente...hay comentarios que
son como puñales, que se escudan en "la tiranía de la perfección" Será otra amada cicatriz

Salmón: No hay certezas, pero hay cerveza, correcto, afirmativo, positivo, de acuerdo, con usted, aliado, tiene la razón...y quién escucha el murmullo del ahorcado mientras la soga se estira?

ANTROPOLOGO SOCIAL dijo...

Su relato diario parece una de la leyendas universitarias...rutina, oficina, bebida..

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Gitano: esperaré ansioso ese día, aquí sentado, moldeando la silla que me oprime...dos años y medio no son tantos para quien el tiempo es su enemigo..
Gracias por venir por aquí


Antropólogo: Ya quisiera yo que mi vida rutinezca fuera una leyenda
Gracias por linkiarme

Antoinette dijo...

quizás no debieras dejar la tele en MTV, pon Bob Esponja mejor... ;)

saludos!!

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Antoinette: Magnifica idea, al fin y al cabo mi rutina se asemeja a la de Patricio...

Salmón dijo...

“RUTINANTE”:

Hoy es viernes, son las 5:45 PM y aún no cumples la promesa de saltar la trocha administrativa, ah? Qué desilusión, los otros, nosotros, todos esperando… verte morir con la aguja al cuello (…) Lo habías prometido hace algunos blogs… Qué pasará mi decaído amigo, acaso estas escuchando la canción de Serrat: Vencidos…. Al universo avísale, avísale si tu agonía (II) ha terminado… flores negras para acompañar a los verdes gusanos… ¿OTRA canción?... Ya ni con drogas ni con alcohol, ya no consigues ninguna reacción…

Anónimo dijo...

No se si han conocido un lugar en Colombia, en donde las busetas pueden ser envidia en cualquier parte del mundo y cualquier persona puede estar involucrada en esta situación: Usted se sube a la buseta, el conductor le sonrie mostrando sus corroidos dientes. su esposa, mosaica, consorte, concubina, amiga, amigobia, prostituta o lo que fuere, compañera infaltable de viaje. Si usted es hombre, lanza una mirada perversa a una niña en minifalda que justo tiene un puesto vacio a su lado, toma mentalmente la decision de ocupar ese puesto, pero lo disimula. Al fin lo logra. La musica acompaña aquel momento. Hace bastante calor, abre la ventana con la intencion de mirar esos hermosas protuberancias entre la blusa. Justamente cuando aquella hermosa mujer le sonrie, y usted está dispuesto a abordarla, a culminado el viaje, pues en esta ciudad los recorridos en buseta solo duran de 10 a 20 minutos.

EL DESCIGARRADO

CARLOS A. GAMBOA dijo...

salmón: el viernes es un mal día para morir, y usted fantasma de la medionoche lo sabe...

DESIGARRADO: MENOS MAL SÓLO DURAN ESE TIEMPO, PORQUE PARA CONTEMPLAR SENOS UNA BUSETA ES EL PEOR LUGAR DEL MUNDO, AUNQUE EL MORBO ACOSE

CM dijo...

Los viajes en "Buceta" en mi ciudad son largos, 30 minutos minimo,soporiferos, con olores no siempre de channel 5, nunca encuentras un asiento vacio y siempre hay un "listillo" que te agarra las nalgas cuando te estas bajando.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

CM, gracias por venir por estos sitios, veo que también has transitado esos lugares rodantes de la rutina