lunes, agosto 14, 2006

SIETE AÑOS DE IMPUNIDAD...

Hace siete años, un 13 de agosto Colombia se conmovió, lloró, salió a las calles y gritó -nunca más impunidad- Habían asesinado a uno de sus hijos favoritos....

Pero el olvido reina entre cordilleras, hoy, algunos lo seguimos llorando y unos pocos tercos nos resistimos a que la impunidad ponga sus larvas de nuevo en esta tierra. Con la ausencia de la víctima, le dolor va doblegando los cu
erpos y los muertos son de sus dueños...los demás olvidan!.

Debemos decir que no a las tinieblas del olvido, los asesinos andan libres con sus guadañas listas...me uno a las voces de Mazo y Don Cigarro, que ya han posteado sobre el tema, y doy a la luz un pequeño texto que escribí hace 3 años....porque nunca olvidaré...

EL DIA QUE MURIO LA RISA

Sólo hasta hoy he tenido el valor de escribir sobre la más humillante de las muertes, tal vez para hacerle contrapeso a la letra de una canción de Robi “Draco” Rosa que vaticina:

“Morir es olvidar, ser olvidado”
[1]

Escribo con rencor por el triunfo de la barbarie sobre la osadía de la verdad. La muerte de Jaime Garzón, ocurrida un agorero trece de agosto de 1999. Esa mañana en la fría Bogotá la parca desenfundó la guadaña de la ira, eliminado para lo terrenal el espíritu burlesco de la comedia crítica. En esa calle murieron muchas esperanzas, y no pocas valentías, que tras el verbo certero nos protegía. Ante una broma polifónica de Garzón uno no sabía si reírse a carcajadas o soltar un estrepitoso llanto. Él sabía conjugar la risa con la reflexión ideológica de un hombre fundamental.

Tratar de explicar en los archivos de la impunidad el génesis de su fin es una labor para detectives y burócratas, mejor es preguntar ¿En dónde duerme la mano asesina que firmó aquella sentencia? ¿Estará, acaso, redactando otro dictamen contra los hombres? La historia sufre de amnesia, sobre todo en estos lares en donde han muerto muchos, y Garzón ha sido mi más doloroso.

No tuve más lágrimas para llorarlo porque ante la crueldad hasta el mejor acróbata se asusta. Por eso hasta hoy, cuatro años después y habiendo repasado sus sonrisas tras la fría pantalla que congela algún pretérito, me atrevo a recordarlo para ustedes, porque antes, en un verso que presiente los pasos y los fulgores de la muerte, ya lo había presentido:

“Una sombra más entre mil sombras
pero consciente del obstáculo.
Sin manos puedo abrazar el mundo,
sin oídos capturar silencios.

Es que morir es empezar
a vivir, inexplicablemente !
[2]

Así es que lo conservo. Esta vez Robi "Draco" Rosa se equivocó, Garzón jamás será olvidado.


[1] Albúm Vagabundo. Tema: Morir. Robi “Draco Rosa”
[2] Fragmento poema Totem. Carlos Arturo Gamboa B.

20 comentarios:

Esmeralda dijo...

No entiendo mucho.
Al menos aqui la justicia está re débil y el termino democracia se empaña.
No puedo sentir, pero si imaginar el dolor e impotencia de las personas que han pérdido a un ser querido asi.

Me gusta eso de no olvidar, porque la mente es frágil y pasajera...

Saludos optimistas desde mi ventanita ;)

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Esmeralda: tu saludos alegran un poco este luto que hoy empaña mi cerebro...no olvidar es la consigna!!!

Uma -La rubia del Muelle- dijo...

Jaime Garzón, ahì en Google pude saber còmo ha sabido ganarse el amor colombiano, su corta historia preciosa que no termina empañada por tan triste y tràgico final, no asì.
Como vos decìs, no olvido, no impunidad.

Un gran abrazo, Carlos

Oceanida dijo...

Me has conmovido Carlos...

No conocia esta tragedia, pero ahora que la conozco y me la has ensenado...tampoco la olvidare.

Un abrazo.

invisible_soledad dijo...

Querido Carlos.... sólo puedo acompañarte después de leer tus palabras ...

Siénteme entonces.

Badanita dijo...

Carlitos Arturo Gamboa:
Pues es todo muy triste. Somos de sud amèrica y por aquì la impunidad no cesa tampoco.
Estamos aprendiendo a no olvidar muchas injusticias en mi paìs.
Guerra, Atentados, asesinados por la policìa y màs.

Besasos Carlitos.

Noa- dijo...

No conocía la historia, pero con tu granito has puesto otro en mi para no olvidar.

Saludos

elogio_del_horizonte dijo...

Gracias por enseñarme algo mas.
un beso

CARLOS A. GAMBOA dijo...

UMA - OCEANIDA - INVISIBLE SOLEDAD - BADANITA - NOA -ELOGIO AL HORIZONTE -

Recibir 6 mensajes provenientes de lejanos lugares, de 6 mujeres cuya sensiblidad admiro, vuelve a germinar mi esperanza...por más que la violencia arrase nuestras iluisones e intenté erradicar nuestros sueños, seguiremos de pie, con la frente en alto, promulgando que una Colombia mejor es posible!!! Ustedes han logrado emocionar el inicio de este martes laboral...miles de besos y abrazos

mademoiselle P dijo...

hay muertes que -aunque siempre indeseables para los que nos quedamos- son mucho más que ausencias materiales. Dejan una impronta que fortalece el legado de quien se fue y nos obligan a hacernos cargo de nuestra herencia. Eso siempre es un regalo. Y eso tampoco hay que olvidarlo...

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Mademoiselle: Tu idea es contundente, las ideas de quien fue arrebatado por la violencia deben ser recuperadas desde nuestras actuaciones para que las muertes no hayan sido en vano..
Saludos!!!

digler dijo...

conmovedor, carlo, lamentablemente esa es uan realidad en nuestra región. esperemos que ciertos casos (o personas) nunca se olviden y eso nos permita no repetir los errores (y horrores) del pasado

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Digler: gracias por sumarse a la esperanza y que el horror salga de la casa del olvido y todos podamos recordar...

Antoinette dijo...

No conocía la historia, gracias por compartirla. Creo que el post y los comentarios son suficientemente potentes como para quedarme sin muchas palabras. Me quedo con la sensación de que no hay muertes vacías si su memoria ayuda (re)construir el presente.

bacio!

Rebel dijo...

Es horrible y me soliradizo con todos los que pierden a un ser querido de esta forma..el texto es conmovedor
gracias por compartirlo,,.
besos
***

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Antoinette:: me gusta esa sentencia "no hay muerte vacía", la memoria de las rutas que transitó Jaime Garzón son retos para nosotros!!

Rebel:Bienvenida sea tu solidaridad amiga, solidaridad es que lo más necesitamos!!

Maik Pimienta dijo...

¿Y qué hacemos con esos malnacidos Don Carlos? Mira, soy abogado. La carrera de Derecho te da una perspectiva y un sentido común que te ayuda enormemente en la vida, y te da una visión relativa y crítica de la realidad.

Ahora bien, cuando ves ciertos ultrajes, cuando ves que la impotencia es lo que queda, amén de la ira, y ves de igual forma que el sistema no responde como uno quisiera -no digo ya colgándolos públicamente, digo ejerciendo la justicia-, dan ganas de todo, menos de creer en la seguridad jurídica.

Pero, paradoja, es la única manera de avanzar.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

MAIK: qué buen comentario el suyo, me parece muy atinado que un profesional (abogado en este caso) posea la sensiblidad de ver el dolor y la injusticia de los «otros» y se formule preguntas como las suyas...lamentablemente muchos profesionales auqí y en todo el mundo andan creyendo que los importante es el éxito, así sea a costa del fracaso de los demás..SIGUE ASÍ AMIGO!!
Saludos Litigantes:

cieloazzul dijo...

Apenas me pongo al corriente Carlos...
y aunque tarde me sumo al duelo que a través de los años se le guarda a los seres humanos que dejan huella y recuerdo eterno....
un beso..

Salmón dijo...

Rutinante:

El filosofo del Martillo errante dijo alguna vez: “La historia que se escribe en máximas y con sangre no necesita ser leída sino aprendida de memoria”.

PSD. Me replegó al homenaje de la memoria de Jaime Garzón, pero que la leyenda no sea un obstáculo para olvidar que él fue le número 900, en aquel tétrico año… a partir de él… van sumando más muertos…. Injusticiados… Los números no fallan, compañero…