miércoles, julio 11, 2007

SUCESOS


Suele suceder que la mañana me sorprende con su pesadez, como si toda la mierda del mundo hubiese caído sobre mi alma mientras dormía. Me paro frente al espejo y renuncio a la afeitada pensando que un día tan patético como el que comienza no vale la pena enfrentarlo bien vestido y bien rasurado. Me pongo un Jean roto y desteñido, calzo unas zapatillas, cuelgo mi bolso sobre el ancla de mis hombros y me llevo un libro de poemas para el camino: “Poesía Impura” de Iván Tabau, que mejor antídoto para este día.

Mientras viajo en una destartalada buseta pienso en aquellos poemas que nunca escribí, en el tiempo que duré dándole vueltas una idea para una novela y luego cuando ya estaba lista, me dieron ganas de ahorcarme con los cordones de mis botas Brama, pero no resistieron el peso. Saber que tengo que llegar a una maldita oficina a beberme el agua tediosa del cántaro de los días, me provoca nauseas, ahora entiendo mejor a Gregorio Samsa. Mi historia podría empezar así: “después de una noche de sueño intranquilo, Gamboa amaneció convertido en una empleado…” y afuera tantos libros para leer, tantas palabras para descubrir, tantos lugares para recorrer, y desde el puesto de esta buseta contemplo la distancia y me imagino sosteniendo un duelo poético a muerte con Toro Salvaje, para que él brillantemente me mate con un certero poema de siete versos. Quisiera ser el fotógrafo de Malena para intentar captar con mi Lente-jo el drama sublime de la belleza, o fumar muchos cigarrillos y beber vino durante siete noches al lado de Invisible Soledad.

Para que perder el tiempo en una oficina cuando puedo caminar toda Bogotá buscando los bares de “Opio en las nubes”, como un detective salvaje, al lado del buen amigo Mazo, o simplemente viajar hasta ciudad de México e invitar a Betina Perroni a caminar por la plaza Garibaldi y luego pedirle que me cante esa canción que me obsequió: “assassine” de Pascal Obispo. O simplemente desnudarme y sólo en calcetines ir adentrándome lentamente en el mar, guiado de la mano de Adela, la mujer que reina en las aguas o recorrer los caminos de la Mancha escuchando los acordes armoniosos del Heredero del Quijote, para aprender un poco de las enseñanzas de su padre.

Pero tengo que llegar a las ocho en punto, abrir la puerta y esperar que detrás de la cortina del cansancio surja algo de valor en medio de las ruinas, y negarme a recorrer Santiago al lado de Sangre Ácida, hablando de pedagogía y levantándole los puños a los policías, o tomando fotos de las calles con el lente mágico de Mariela, y de paso visitar a Mayra y tocar una canción a su lado: se me ocurre que nos sonaría bien “Cuando pase el temblor…” ah, Soda. Y seguir mi ruta al sur como haciéndole caso a esa canción de los Prisioneros en donde invitaban a viajar en tren al sur…y buscar entre los muelles a Uma, la rubia esplendorosa, la mujer que podría darme el valor para enfrentar mi propio Minotauro. Salir una tarde de fútbol con el Hippie viejo, vistiendo la camiseta de su Boca y gritando: Diego has sido el mejor y luego salir y tomar un Martíni leyendo a Rimbaud mientras Mar, la habitante de las Palabras Errantes lee sus estrofas en donde se decanta el deseo, y por qué no invitar a Maik Pimienta para que me enseñe el truco de sobrevivir a la ebriedad en los parques. También quisiera ir al Perú y abrazar a la delicada Angélica Camacho y pedirle que me lleve a visitar las ruinas de Cuzco, o decirle a Cata Fernández que el amor no es como uno quiere que sea y hablar de arte toda una mañana mientras el sol no se cuela por las ventanas. Si estoy del todo bien, podría hasta escribir una antología de poesía erótica para lo cual contaría con el apoyo de Valeria, Menta Cálida y la Sirena Varada, pero pensándolo bien una antología sería poco, más bien podríamos construir un monumento al deseo. O recorrer las ruinas de Roma al lado de Isabel, para entender el secreto que dejan los imperios cuando mueren, mientras escucho una canción de Serrat en el rincón de Freyja, la diosa nórdica.

Hay tantos lugares por recorrer, tantas personas con las que quisiera salir a patearle el culo al mundo, pero tengo que seguir viajando como un autómata, y dentro de cuatro cuadras levantaré mi cansado cuerpo, timbraré y caminaré algunas cuadras antes de volver a recordar esa frase de mi madre: “Ten cuidado con lo que desea porque de pronto se te cumple” y termino por pensar que quisiera ser el que era cuando quería ser el que soy…

71 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Ésto ya es demasiado amigo, es realmente bueno, aunque no puedas hacerlo has logrado escribirlo, y tenemos el privilegio de leerlo.

Has convertido una sobremesa criminal, en un amanecer polinesio o algo similar, me voy reconfortado agradeciéndote tu esfuerzo y realmente asombrado por tu capacidad y sensibilidad.

Un enorme abrazo.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Qué más se puede decir que gracias por tus generosos epítetos, dejo aquí evidencia del duelo que perdí con vos y el poema certero:

Jamás me verán de rodillas
ni en mil vidas que tuvieran
y cuando pase el tiempo
devorando a los verdugos
yo seguiré mirando de frente
con mis heridas cosidas
por el hilo de la dignidad
-Toro Salvaje-
Cierto que son 7 versos letales?

Un abrazo amigo, desde la distancia y desde la sensibilidad

SUAVE CARICIA dijo...

oyeeeeeeeeeee
esto es una oda a la inteligencia,a la creatividad, a la sensibilidad, a
la entretencion y sobretodo a la amistad.
Me saco el sombrero ante tal obra e inclino mi cabeza ante su autor, realmente me siento orgullosa y feliz de poder visitar a quien me ha regocijado mi espiritu y mi alma con un escrito que me ha sorprendido y cautivado.
felicidades!!!!

dejo suaves caricias

Isabel Romana dijo...

¡Y a mí que me pareció este viaje tuyo a la oficina toda una aventura fascinante...! ¿Qué somos, querido amigo, sino deseos? En los deseos somos más nosotros mismos y somos más felices que en la realidad. Al menos, eso creo. Envidio ese caminar tuyo recorriendo el mundo hasta llegar al sillón de tu oficina. Besos y hasta pronto.

Una que dijo...

Buf, si habré viajado en esos buses (colectivos o bondis más porteña y popularmente hablando desde Baires), lo raro es que cuando trataba de ver por la ventanilla el paisaje, resutaba ser que nunca me había movido yo de casa.

Beeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeso

PD: Lo sé, lo sé, estoy insoportable con jugar con el dijo, que no dije yo si no la máquina, para que parezca que dije lo que no dije, pero eso no es verdad, solo estoy insoportable diga o no diga nada. Je!

gabriella dijo...

hola. me acerco a ti furtivamente y me duermo en tus brazos esperando el proximo escrito, porque se que contigo soñare una vez, como siempre magistral un beso

Invisible Soledad dijo...

... desearía entonces dejar de ser invisible por esos siete días en que beberemos vino, fumaremos y hablaremos...

Que mentira...

seguiría siendo invisible para estar detrás tuyo, encima tuyo, debajo tuyo, delante tuyo, al lado tuyo, perpendicular a ti y convertida en ti... así serían los siete días...

Siempre tan creativo amigo Gamboa y yo siempre con ganas de lo que no se puede...

Besos, siete veces siete...

Valeria dijo...

Ese trayecto en autobús dió mucho de sí, mucho.
Seguirás escribiendo, estoy segura. Y espero que te sientas tan bien, que lea aquí algunos poemas eróticos tuyos. Me encantará encontrarlos según llego.
Muchas gracias por incluirme entre tus "sensaciones futuras" :)

Quiero que tu madre tenga razón.

Me gusta que seas así como eres, tal cual.

Un beso, Gamboa

PD: el poema de Toro, que conocía, dice mucho de él mismo, de su honestidad, creo yo.

Darilea dijo...

Increiblemente maravilloso, sería hermoso poder soñar en cualquier rincón con la esencia de cada uno de personajes que perseguimos en nuestra andadura bloguera.
Te dejo un beso.

Heredero de los Sueños dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Heredero de los Sueños dijo...

Genio.

Un abrazo.

HdQ

(luego más, como se debe)

Sepa vuesa merced, que es grato y una honra saber que disfrute de aquellos acordes... Espero que en sus caminatas por los senderos de mi linaje, interprete junto a sus seguidores, la trova de esos lugares.

Afectos... HdQ

messalina dijo...

Vaya, espero estar entre sus elegidas la próxima vez que salga usted de viaje.
Me ha partío el corazón, cruel, despiadado, insensible, ay...

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Suave caricia

Gracias por esos generosos calificativos, son propios de alguien que sabe acariciar con palabras...por aqui siempre a tu disposición

Besos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Isabel Romana

Qué somos más que deseo?...pues cierras el ciclo, tal vez sobrevivio gracias a la potencia de mis deseos...tú si me contarías tus secretos?, porque eso deseo!!!

Un abrazo imperial

CARLOS A. GAMBOA dijo...

La auluma que dice...

A mi relamente no me disgusta que digas y digas y vuelvas a decir, para eso es la boca (no siempre, pero casi siempre)..lástimas que en tus viajes no puedas abandonarte hasta mis rincones...

Un bs

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Gabriella

"me acerco a ti furtivamente y me duermo en tus brazos esperando el proximo escrito, porque se que contigo soñare una vez..."

Mujer, hace mucho tiempo no me desarmaban con palabras...

Un bezaso

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Invisible Soledad

Visible, invisible, transparente, palpable, fantasmagórica, volubre, lo importante es que en cualquier estado siempre estés...las noches que pdorían ser más de 7, los vinos y los cigarros y los momentos se eternizan, que importa la distancia, para eso son los deseos...mientras ellos existan tendremos una oportunidad. Sigue deseando.

Beseos deseosos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Valeria

Tú que eres deseos, según mi subjetivida razón, podrás palpar la sensación de mis erotismos desde la grafía, ya vendrán, estoy seguro...

Gracias por la aceptación y por estar aquí casi siempre....

Tu beso es mi beso

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Darilea

Ahhhh, ahora me arrepiento de no haber viajado aquella mañana hasta tu blog, pero ya vednrán muchas mañanas más para ir a respirar tu erotismo...

Besos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Heredero

Son los acrodes, los versos y los sentires lo que nos une en la distancia y nos acerca en los ideales, va mi mano generosa a tu lanza para que empuñada por dos tenga más resistencia...

Abrazos

Quien dijo...

Mientras me estás respondiendo...

¿Cuánto a que en menos de 5 minutos estás en "casa"?

Yiara Sofía dijo...

Gamboa: Me has dejado con una lágrima en los ojos. El relato que compartes es toda una obra de arte. Ojalá mis viajes rutinarios dieran como fruto tanta hermosura y tanta profundidad plasmada en letras. Un abrazo desde la distancia!

Robin dijo...

Caballero Carlos, tus palabras se asemejan a los sueños descontrolados. Pasan de la angustia a la seducción, de la amargura al deseo envidiable. Llévame contigo, se cocinar y escuchar… ¿es suficiente?.

Bettina Perroni dijo...

Querido Charles... mira que hora es y yo pensando en ti... ves? jajaja, aqui estoy con unos mariachis, no necesitas buscarlos... te los traje, para que te canten "Cielito Lindo", porque eso es lo que eres mi querido amigo... mejor pasemos las horas con un buen tequila o ya de a perdis agua de Tamarindo por si el alcohol no es el fuerte...

Usted pida, sueñe, desee y sera cumplido... y no tenga miedo que al final de cuentas tu serás el mismo aqui o en china... -como dice esa canción mexicana: "no tengo trono ni reina, ni nadie que me comprenda, pero sigo siendo el Rey"

Te abrazo desde Garibaldi o desde merito Chichen-Itzá y te mando... mil besos para que todo este fin de semana...

Cata Fdez dijo...

el amor no es como uno quiere, pero suena como uno conoce no?... y hablemos de arte aún con las ventanas de para en par, mientras las horas nos roban las palabras... amigo, yo tambien quiero esa conversación.

troya dijo...

demasiadas cosas poeta, el verdadero sueño es saber que amanecio y darse cuenta que no para uno

cieloazzul dijo...

Carlos!!!
que bárbaro!!
tu genialidad, tu talento, tu magistral capacidad de sintesis no debería estar entre cuatro paredes que se visten de oficina...
caray...
que mejor que tenerte de la manera en que se te tiene...
que lujo leer a tantos queridos amigos en tu fabulosa reseña cotidiana..
te beso:)

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Quien dijo....ya sé

Lo siento, no te había contestado porque estaba en casa..jajajajaja
Un beso

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Yiara Sofia

Hola amiga caribeña, creo que en mis próximos viajes te visitaré y podrmeo hablar de la poesía que te hace esencial...

Un abrazo

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Amiga Robin

Vaya, si sabes escuchar y cocinar debo increparme por no haberte invitado a este periplo por el mundo virtual, pero además sé que sabes tejer palabras que dejan huella y eso me agrda más...claro que podemos detenernos a conversar, durante mucho tiempo...

Un abrazo sincero

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Dulce Bettina Perroni

Sabes que en mis devaneos diarios pienso que podríamos ser dos generosos amigos, además quién más te dice así no más:

Usted pida, sueñe, desee y serà cumplido... y no tenga miedo que al final de cuentas tu serás el mismo aqui o en china...

y Tienes toda la razón: "no hay que llegar primero, pero hay que saber llegar..."

Mi abrazo impregnado de nostalgia y cariño para ti toda la semana...

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Catalina fernández

Creo que una canción de Angela Carrasco decía algo como: "El amor es un juego, que se puede perder o ganar", bello lugar común que nunca dejará de ser cotidiano...y de arte tu si que sabes, podría escucharte embelesado durante horas, por eso deseo el viaje...

Un beso siempre admirado

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Troyano

Creo que nunca se sueña suficente, porque para derrotar la realidad son necesarios los caminos del umbral de Morfeo, entre más se sueñe menos se asiste al teatro horroroso de la realidad, en el cual se habita y se muere !!!

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Cieloazul

Tu beso me llega como cascada de pasión, tú siempre sabes dar el aliento necesario para continuar, y esta vez te pasas de genail, claro que no me detendrán cuatro paredes, por eso escapo con palabras y un cielo azul siempre es sinónimo de libertad...

Un beso de retorno cargado de agradecimientos

OjosdeLoca dijo...

Pero q bueno con la esgrima eh¡¡

es tan fome lo tuyo?

lo mio un poco tb, pero juego al personaje y me hago lucir un poco de locura frente a mis personajes de la madera, para sorprenderlos o para tentarlos quizas, por hoy les paresco muy novedosa, y he logrado jugar sus reglas, hasta que me aburra quizas, como es lo de siempre para mi, espero no aburrirme del juego, como veo q te pasa a ti, jugar jugar y despues de las 6, marchar y seguir jugando, ahora juego a q soy una rockera genuina con armonica y todo, con mi chaqueta de cuero y mis buenas palabras a la hora de adiestras a lobos, me gusta este juego, es mi viaje en estos momentos, por eso no he escrito hace tiempo, la verdad.

Tengo pensado no darle tantas vueltas y dejar mas evidencias de mis locuras, q definitivamente se han vuelto parte de mi y que por ahora no necesito explicarmelas, son locuras.

Acuerdame abrocharme los zapatos para no caerme cuando mire al cielo...

Ingrid U J dijo...

"y termino por pensar que quisiera ser el que era cuando quería ser el que soy…"

Vengo a saludarte, a perderme en lo que escribes, a encontrarme...

Abrazos queridos,

Ingrid

Mar dijo...

Eres sencillamente maravilloso.

Y luego de la cruel rutina diaria, y aún cayéndose mis ojos, algo me dijo, vete para allá.
Y no estaré en verdad siempre allá?

No esperes que recite, porque no sé. Pero ya se me ocurrirá algo, ;-) .

Mi voz va a estar con vos, eso ni lo dudes.

Besazoooooooo talentoso.
Hermoso tu gesto con todos.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Ojos de Loca

1. Que bueno sentir tu presencia de nuevo...

2. La cotidianida siempre termian por aburrirnos, sobre todo a las almas libertarias, y no existe un lugar ideal para los errantes...

3. Déjanos palpar las evidencias de tus locuras, de eso nos alimentamos muchos y si el rol es el de rockera, pues que mejor, además con ese nombre ya tiene nombre tu banda...

4. No se te olvide abrocharte los zapatos y cuidado que el cielo está girando a toda...

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Ingrid U

Me alegra saberte de nuevo en este rincón y espero pronto visitar el tuyo, no creo que este sea un buen´lugar para encontrarse, sobre todo cuando su principal habitante está casi perdido...en fin un abrazo de retorno

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Mar

Pues así es, siempre estás rondando en mi casa y en mi cabeza, a quién no le agrada la libertad y si pienso en ella, pienso en ti...

Tampoco se de recitar, pero me encanta susurar melodías..¿qué tal si entonamos una mientras la noche cae y el cansancio nos embota?...

Tu beso me permite acceder a la libertad desde la boca

digler dijo...

siempre existe cierto temor a que los deseos se cumplan, tal vez se deba a la posibilidad de quedarnos sin anhelos, quien sabe, tal vez solo sean cosas de la sabiduria materna

supongo que muchas veces es mejor abrir los ojos y disfrutar cada momento de la vida que nosotros mismos propiciamos, y no perdernos en las posibilidades de un futuro que no llegó

AkashA DulcineA dijo...

¿Ascua?, hummm... y así me quedo...

Dejo Huellas de Colmillos... V V

Mentacalida dijo...

Tu relato me hace sentir lo mismo que si leo a Girondo en su Espantapájaros o a Sabines en Autonecrologia,realmente este texto me ha calado hondo,sencillamente creo que has pasado el titulo de "aprendiz" y lo dice de corazon esta mujer que si es simple borradora.
Si se hace realidad tu sueño y vienes al sur sera un honor dejar danzar la pluma,inspirarnos juntos,sentir la belleza de la palabra sensual,la que corre rauda por los mares del sur.

Te abrazo Carlos,te abrazo fuertemente y gracias por pensar en mi durante ese viaje de sueño.

Menta

Trini dijo...

Las madres siempre tan sabias...

En fin que pienso y espero que eso te pase sólo algunos días y no todos.

Un abrazo

Sirena dijo...

Ante esto me quito el sombrero, Carlos. Si cabe, me gustas más. Me encantaría escribir esa antología de poemas llenos de erotismo contigo. Como bien dices tú, a veces lo que deseas puede hacerse realidad. Un honor formar parte de tu historia, de tus sensaciones. Precioso y genuino texto. Pura literatura. Felicidades. Abrazos y cariños, lindo...

Angélica Camacho dijo...

Pues no tengas cuidado con lo que deseaste en el trayecto a la oficina porque si se te cumple quienes estaríamos de suerte seríamos nosotros tus lectores!

Y aunque nunca lleguemos a darnos ese abrazo e ir a visitar las ruinas más representativas de la cultura inca juntos ya me siento parte de tu bitácora personal de desvarios. Todo un placer por cierto.

Besos

MentesSueltas dijo...

Esto es de una belleza impresionante... intimo, revelador. Mis felicitaciones por decir estas letras tan bellas.

Te abrazo con afecto.

MentesSueltas

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Digler

Si en parte comparto eso que expresas, pero igual soñar te permite desocupar el líquido amarillento de los días que se va acumulando en el hígado de la cotidianidad...y que luego te vuelve un mutante...vos sabés de eso...
Un abrazo amigo

CARLOS A. GAMBOA dijo...

A. Dulcinea

ASCUA...lumbre, llama, fuego, chispa (adecuada o inadecuada), fuente de ardor, y mucho más...

Recibo tus mordidas placenteramente

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Mentacálida

Fui a buscarlos, esos textos a los que me invitas, y veo que me has aclarado de manera extraordinaria, que belleza, definitivamente eres una meta cálida....

Autonecrología VI
Jaime Sabines

El mediodía en la calle, atropellando ángeles,
violento, desgarbado;
gentes envenenadas lentamente
por el trabajo, el aire, los motores;
árboles empeñados en recoger su sombra,
ríos domesticados, panteones y jardines
transmitiendo programas musicales.
¿Cuál hormiga soy yo de estas que piso?
¿qué palabras en vuelo me levantan?

“Lo mejor de la escuela es el recreo”,
dice Judit, y pienso:
¿cuándo la vida me dará un recreo?
¡Carajo! Estoy cansado. Necesito
morirme siquiera una semana.

BESOS

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Trini

Ummm, en verdad eso me está sucediendo muy de seguido, como siete días a la semana, espero que sólo dure algunos 30 años más...
besos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Sirena

Pues mi sierna, como tengo síndrome de Odiseo, tus cantos me atraen y espero tener versos suficientes para esa antología a seis manos...

Besos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Angélic Camacho

Generosaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, eres un encanto y por eso no me resigno a cumplir ese viaje, además Perú no queda tan lejos, no vaya ser que un día de estos me salga lo caminante que duerme en mí...

Abrazos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Mentes Sueltas

Tus abrazos son íntimamente recibidos y tus palabras logran crear mayores compromisos en mi escritura...

Te beso

EL HIPPIE VIEJO dijo...

SENCILLAMENTE MARAVILLOSO!!!
CUANTA CREATIVIDAD, POR FAVOR!!!

REGRESO CHIQUITITO Y LLENO DE ENVIDIA..DICEN DE LA SANA¿?, NO SÉ....

LO QUE SI SÉ ES QUE, EN LA MÍTICA BOMBONERA DE BUENOS AIRES, ADONDE ACUDO CON FRECUENCIA, A LA LLEGADA DEL DIEGO..PORQUE AQUÍ ES "EL DIEGO", SE CANTA:
OL, OLÉ, OLÉ, OLÉ,
DIEGO, DIEGO"....SON MILES DE GARGANTAS ESPERANDO QUE ÉL, LEVANTE LOS BRAZOS A MODO DE SALUDO.

TE ABRAZO CARLOS Y
TE FELITO!!!


ADAL

Lully, Reflexiones al desnudo dijo...

Impresionante eres amigo Carlos pero, sobre todo, plasmaste tu verdadero sentir, te desnudaste.
Algo que me toca, porque quisiera estar siempre sin tener que estar cumpliendo horarios, es todo un cuento aburridor. Te comprendo mucho Carlos y esa narrativa es sinónimo de inteligencia, captas a las personas con un talento idóneo.

Un abrazo más grande aún y besitos gémelos!

calma dijo...

Aplausos caballero, realmente bueno y original. Seguro qu en esa oficina, también pones la guinda.
Gracias por tus palabras en mi blog.
Un abrazo grande

Rocio dijo...

Es siempre un gran placer leer tu blog, Carlos. Tu pasion y tu ingenio me hacen sensible a tus letras.

Kadannek dijo...

Saludos cordiales y afectuosos para estos tiempos tristes.

La verdad es que sólo vos podéis cambiar y mejorar las cosas. Nosotros somos los únicos culpables de nuestros dolores y sufrimientos. Están en nuestras manos tosas lasherramientas para levantarnos y sonreir, es cosa de saber usarlas. Es cosa de buscar y buscar, en nosotros, sin cansarnos, las soluciones.

Un abrazo fraterno y gracias por visitarme.

mahaya dijo...

Y al final siempre somos el que somos y no cambiamos un apice, pero asi es la vida.

Astrolabio-jsa dijo...

Canto magnífico a la morriñosa saudade. Abrazo.

Natinat dijo...

Querido Carlos te paso a saludar, que encanto venir y encontrarse con este manjar, escrito solo para espabilarte, que tal si lo escribieras en el cenit de tus andanzas, pero como sea se ve que esta hoja de tu diario la escribiste con tinta de filigrana

Besitos

Natinat


La nueva dirección de mi espacio es : http://natasha2007.blosgspot.com

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Hippe Viejo

Claro que lo he observado por Cable, al gran diego en su palco de honor...ya llegará el día en que pueda acudir a la bombonera...

Un saludo afectuoso

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Lully al desnudo

La cotidianidad parece ser el mayor mal de la actualidad, a veces nos sumimos demasiado en las cosas del día a día que se hace necesario escapar, así sea con palabras...

Un beso afectuoso a tus palabras

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Calma

Gracias por venir, y por traer esa carga de buenos deseos...

Pregunta: qué es guinda?

Hasta nuevos abrazos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Rocío

Me encanta senisbilizar con palabras, cuando la distancia no permite más...

Un beso cálido

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Kadannek

Está en nosotros poder levantar el vuelo, aún sabiendo que luego tendremos que descender...

Tu saludo es fraterno y el mío también

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Mahaya

Que bueno es tenrte por estos lares de nuevo, espero que ahora estés en un nuevo trance, aunque como dices al fianl nada cambia...

Un beso de retorno

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Astrolabio

Ja, que bien que lo defines, por algo se alcanza madurez....

Un saludo

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Natinat

Que bien mi grata neo-amiga, veo que vas mutando, tal vez a ti la rutina no te atrapa, veremos que secreto guardas...

Un beso

david santos dijo...

Gran trabajo, Carlos. Muchas gracias por compartirlo con nosotros.
Has siempre