lunes, febrero 25, 2008

ABC-DIARIO DEL DESEO


I

La intención de comunicar
mis simples actos
se perdió en el canal
de tu inconsistente silencio.

¿No era ese el mensaje
que atraería tu mirada?

La modernidad impide
que sea claro y preciso,
por eso escribo este poema.

La culpa es mía,
y tú te pierdes en las
redes informáticas del caos.

La culpa es mía,
por no haber entendido a tiempo
lo que decía McLuhan

8 comentarios:

Darilea dijo...

A lo mejor todo es más sencillo y solo basta dar rienda suelta al sentimiento y mirar a través de una mirada.
Besitos

BETTINA PERRONI dijo...

Por lo regular, uno suele tener la culpa... pero... porqué culpar a los seres tan apasionados como tu mi querido Carlos?...

Que se interprete el silencio, que se suelten las ideas y se manifieste la pasión.

Te abrazo

Oceanida dijo...

La culpa tambine es suya, creo, por no saber seguir el mensaje...

Un abrazo.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

NO SERÀN COMPARTIDAS LAS CULPAS???
DIGO
YO QUE NO SABE QUE DECÌA MCLUHANM.

QUE ESTÈS BIEN CARLOS!

UN ABRAZO

ADAL

Trilce dijo...

Pucha...mia es la culpa también por no saber quien es McLuhan....sinf snif.

lully, Ref. al desnudo dijo...

Las responsabilidades, los intercambios, el convivir y expresarse, necesita de un acompañamiento, por tanto, la culpa es compartida como dice mi amigo ADAL.

Besitos cálidos para tí Carlos con afecto!

SUAVE CARICIA dijo...

jejje
el silencio arma de dos filos, a veces pensamos que es aceptación y solo es una forma educada de decir NO, de no decir quien o quienes son los culpables, si asumes la culpa pues bien la culpa es tuya por dejarme abandonada todo este tiempo...jajjaja

dejo suaves caricias

mahaya dijo...

Me parece que yo tampoco se quien es McLuhan :(