jueves, junio 05, 2008

CONFIESO QUE HE SIDO FELIZ

Confieso que he sido feliz,
Algunas veces
Como en esas mañanas evaporadas
Mirando la muralla de montañas
Que aprisionan la ciudad nostálgica.
O cuando bajo el frondoso arrayán
Dejé que el viento mancillará
La bondad de un leve pensamiento.

Confieso que he sido feliz,
Siempre
Que estuve prisionero de tus brazos
Dejando que el aroma de tu cuerpo
Impregnará de sueños mis nostalgias.
O cuando escuché antiguas leyendas
En el regazo, mirando la arrugada frente
De la dadora de la vida.

Confieso que he sido feliz,
Muchas veces
Mirando el aleteo de las horas
Que cruzan el sencillo murmullo
De las pequeñas cosas.
O cuando descifraba las caligrafías
De lo compañeros de historias
Plasmadas en los libros.

Confieso que he sido feliz,
En algunas ocasiones
En que sentí el palpitar desenfrenado
De un mundo envuelto en llamas
Que giraba hacia el abismo.
O cuando de manera desmedida
Intenté aprisionar mis ilusiones
En los cartílagos del alma.

Confieso que he sido feliz,
Algunas veces
Siempre
En algunas ocasiones
Muchas veces
A pesar de las derrotas.

Junio 4 de 2008

16 comentarios:

Oceanida dijo...

Que belleza.

A pesar de todo, alguna vez en algun tiempo o dimension ese sentimiento nos a abrazado.

No todo fue en vano.

Un abrazo enorme poeta.

digler dijo...

precisamente la belleza de la felicidad es su alma efímera (y nuestra capacidad de reconocerla y recordarla)

BETTINA PERRONI dijo...

Que quieres que te diga... que te felicito por esa confesión?... No solamente eso... no solo una felicitación, un abrazo, una admiración profunda porque muchos... ante derrotas pequeñas nos creemos perdidos...

Pero en cambio tu, como buen soldado después de una gran batalla, algunas ganadas y otras perdidas... reconoces la felicidad que te da la vida, agradeces con profunda humildad y todavía compartes tu energía con aquellos que hemos alguna vez caido de rodillas.

Te admiro mucho.

Un fuerte abrazo

Ingrid U.J. dijo...

...Y qué hermoso!!!

...En verdad hermoso!!!

A fin de cuentas, la vida es hermosa, con todo y las viscisitudes que encontramos en ella.

Te dejo un abrazo.

fgiucich dijo...

Una confesión que nace en el fondo del corazón. Abrazos.

BETTINA PERRONI dijo...

Nada... me acordé de ti y volví a pasar :)

Besitos,

...Hijo del Quijote dijo...

CONFIESO....

QUE VOLVER ME ES URGENTE...... Y

¡¡¡Y que el deleite ante su prosa es un motivo innegablemente abrazador y convocante!!!.

Afectos de vuelta.

HdQ

UMA dijo...

Esos pequeños momentos, esas pequeñas alegrìas son la esencia de la misma felicidad.
Sentir la dicha es un don.

Quiero regalarte unos pàrrafos de un librito muy bello de Hesse que justamente se llama "Pequeñas alegrìas"

"No se da un deber de amar, se da sòlo un deber de ser feliz. Para eso estamos en el mundo...
Si el hombre quiere ser 'bueno', sòlo podrà conseguirlo si es feliz, si posee en sì la armonìa.Es decir, si ama....
Para cada individuo lo ùnico importante en el mundo es su propia intimidad, su alma, su capacidad de amar.

Si esto està en orden, coma pan duro o pasteles, lleve harapos o lleve joyas, hay sintonìa entre el mundo y el alma, todo està bien, todo està en orden"


Un besazo, Carlitos.

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

Oceanida

No todo es en vano, esa parece ser la clave para poder entender la calamitosa realdiad de la existencia...

Un abrazo

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

Digler

Es compartida la forma efímera de la felicidad, construida a partir de la experiencia y hasta de la misma infelicidad...

Saludos amigos

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

Amiga Bettina

Tus palabras parecen dulces dardos, y creo que es por palabras como las tuyas que mi CORAJE Y SUS SIETE PATAS, han tomado la forma de la resistencia.

Gracias

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

Ingrid U,

Gracias por tu abrazo, gracias por venir y dejar tus palabras, un aliciente más...

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

fgiucich

Del fondo del lugar de donde deben surgir las extrañas formas de la felicidad...

Gracias

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

Bettina

Viniste, y con nuevo atuendo...jajajaja

Hijo del quijote

Es un alegre retorno, siempre esperado, me imagino que estabas siendo feliz, en buenahora amigo

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

UMA

De acuerdo en que la felcidad se compone de pequeñas cosas, pero también de grandes descubrimientos, como el placer de poder tejer palabras contigo y con Hesse.

Mis reverencias

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Pensar que a veces la felicidad nos abraza en lo más cotidiano de nuestra vida y no nos damos cuenta.

Hermosa confesión.

Un abrazo desde Chuquiago.