viernes, agosto 08, 2008

LOS DROMEDARIOS SEDIENTOS


Cuando la noche cruje
Al partirse en dos
Los dromedarios sedientos
Revolotean por las calles.
La penumbra siempre es fructífera
Para construir los muros del delirio,
Ahora que no hay nada más en el alma
Que el cascarón vacío de la duda.

Los dromedarios descienden las escaleras
Que conducen al cadalso de los sueños
Y beben vino rojo, mientras Pink Floyd
Hace llorar a sus guitarras.
Y vuelven a las calles
Bajo el zig-zag de la madrugada
Para abrazarse a la desolación.

Entran y salen de los bares
Trastabillando la mueca de la existencia
Y los puedes ver sonreír
Entre lanzas que traspasan su amargura.

Los dromedarios amanecen tirados en los andenes
De la pútrida ciudad con nombre antiguo
Y se niegan a volver a los rincones de sus cuartos
En donde Mick Jagger es apenas un poster desteñido.
Sólo les alienta saber que pronto llegará la noche
Para salir a beberse la ciudad.

Agosto 7/2008

8 comentarios:

Arlovich dijo...

Carlos:

Me dio sed.

Gracias por compartir angustias subterráneas.

Espero bajar todos los escalones necesarios para encontrarme con David Bowie, Iggy Pop y el ejército de ángeles de Ray Loriga. Siempre hay un ángel en los rincones de mi alma.

Gracias por la poesía hermano, la insular y necesaria, la subterránea, la más puta de todas las putas. La putesía.

BETTINA PERRONI dijo...

Una lucha del bien contra el mal...

Si, hay seres que viven en la penumbra sin saberlo... otros que estando conscientes sencillamente no pueden cambiar el estado...

No sé, alguna vez he bajado y me he sentado en la esquina más alejada y mas vacía... y desde ahí he visto algunos espectros.

Pero que tenga UD. Un maravilloso fin de semana :)

Oceanida dijo...

Pude observar el abismo en tus letras.

maravillosas.

Un beso largo.

Don cigarro dijo...

pobre de este dromedario que a fuerza de sobrevivir debe beber el agua de los jarrones y las aceras para apaciguar su sed. pobre esta alma cigarresca que se apagó mucho antes de llegar a la colilla, cigarra cansada de estallar antes de tiempo.

fgiucich dijo...

No serán esos dromedarios, acaso, la voz de la conciencia? Abrazos.

Darilea dijo...

Desoladas tus letras?
O a mi me lo parecen.
Besitos Carlos y un abrazo.

troya dijo...

en el abismo prolongado de la vida dromedaria, se vive cada noche en la nave y a la madrugada podrás ver a los dromedarios más antiguos narrando sus patéticas historias a los recién llegados.

plotino dijo...

Carlos
como nos lo dijo William Blake (creo que lo dijo) si en la eucaristía convidarán cerveza sería un fiel y devoto de la iglesia.

Hermano tanta luz enceguece, el resplandor es chocante a la mirada que explora lo sombrío del alma (no hay luz más aterradora que el resplandor del mediodía (no deja ver viejo) y no hay sombras).

ahora mismo la botella y yo somos cómplices en esquinas y bares que nos arrullan con Iron Maiden, acaso no tenemos "fear of de dark", con Black Sabbath y "the wizzard"... etc (nada de devaneos musicales posudos) pues ya mismo tengo a mis putos fantasmas en remojo con alcohol, por aquello de no tener sed de infinito...

como lo ha dicho Arlovich ¡¡¡la putesía!!!