sábado, septiembre 26, 2009

BITÀCORA DEL DUELO

HACE DOS AÑOS , MURIÒ MI HIJA MARÍA DEL PILAR GAMBOA CIFUENTES, AÚN, APESAR DEL TIEMPO NO DEJA DE SANGRAR MI HERIDA


La calle, la multitud
El estupor, la sorpresa
Nada se puede hilar en el momento

La calle, la multitud
Su cadáver expuesto al sol
Nadie ha vencido el tiempo

La calle, la multitud
El aletazo certero de la ausencia
Ningún rostro yuxtapone las angustias

La calle, la multitud
La sangre derramada se reseca
Se pierde el sentido de la lucha

La calle, la multitud
El instrumento de la muerte
Marcando el final de su sendero

La calle, la multitud
Y yo tan solo contemplando tu cadáver
Como una hoja trasgredida por el viento

La calle seguirá en su deterioro
La multitud ya no estará mañana
Sólo tu ausencia que se anida
Como una burbuja en mi garganta


Septiembre 26/2007
Cuarto de la casa de mi madre
11:55 PM

13 comentarios:

BETTINA PERRONI dijo...

Que sea entonces el dolor de utilidad, que sea capaz de transformar la pena en el mas bello tributo.


Desde el alma, un abrazo amigo.

Mar dijo...

Un fuerte abrazo, Carlos.
Desde el alma.

Soledad del Mar dijo...

Que no daría yo por secar esas lágrimas infinitas y cambiar mis ojos por los tuyos.

Un beso

Soledad del Mar dijo...

Es tan hermosa tu hija.

Isabel Romana dijo...

Querido amigo, recuerdo cuanto estupor y dolor nos causo en su momento la muerte de tu hija y el saberte a ti y a tu familia inmersos en una pena sin limites. El tiempo no llega nunca a curar esas heridas, todo lo mas, las suaviza. Y me doy cuenta, al leer tu poema, cuan desgarrada esta todavia.

(disculpa la falta de acentos, tengo mal el teclado)

Un abrazo muy muy fuerte para todos vosotros.

Lully desnuda dijo...

Hola apreciado Carlos!
Increible que haya pasado tanto tiempo, parece muy reciente. Fue un hecho que me acercó a tí y tu familia por cuanto pude sentir ese dolor de padre a través de tus ausencias en la red y manifestaciones tuyas.
Al menos puedes expresarte tan abiertamente en esta inspiración de tu alma, eso es un respiro a tu armonía porque es un tema muy profundo.
Te abrazo Carlos querido con todo mi cariño.

Lully dijo...

Ah!! ee angelito te cuida desde esa eternidad misteriosa.

Cariños!

Angus dijo...

Me gusta. ;)

Darilea dijo...

Recuerdo ese trágico.
Recuerdo tus palabras sangrantes.
Ella está mientras se mantenga su llama viva.
Besitos Carlos

fgiucich dijo...

Que su sonrisa te acompañe siempre. Un gran abrazo.

troya dijo...

El recuerdo son conversaciones inéditas que nos permite soñar que no se han ido.

Bohemia dijo...

dos años ya, aún recuerdo el impacto de leer tan triste noticia. Es un hermoso homenaje a tu preciosa hija....

Te mando un fuerte abrazo, Carlos

Andrés Glez. Déniz dijo...

Le transmito mis condolencias por la pérdida de su hija y mis felicitaciones por un poema con tanta autenticidad y fuerza.