lunes, febrero 05, 2007

NOSTÁLGICOS OLORES

Hace un par de días estuve haciendo compras comestibles en una cadena de supermercados, de esas cuya mole de cemento alberga miles de productos para el consumo del hogar. En medio de tanta gente que entra y sale, que pasea entre stands, que vocifera y comenta sobre todo, no pude dejar de sentirme aturdido. En las tiendas de cadena los usuarios pueden encontrar desde una aguja, hasta un automóvil, lo cual ofrece que el tiempo rinda, característica propia de la postmodernidad. Pero la nostalgia llegó a mí. La verdad casi siempre frecuento los grandes almacenes para comprar artículos diferentes a comestibles y cuando de comestibles se trata los olores son secuaces del buen gusto.

En las antiguas plazas de mercado uno podía encontrar la danza de olores en cualquier momento, y no sólo era un baile en donde invitaban a los buenos olores. Un domingo en la mañana uno fácilmente se podía encontrar con una subasta de papayas al punto de estallar por su color amarillo o una avalancha de atados de cebolla larga, con tierra y todo, con su olor profundo de verde campesino. En los supermercados todo está limpio y radiante (y por lo tanto es más costoso), los tubérculos vienen empacados al vacío en plástico, las leguminosas en tarros multicolores y la fruta ahora no existe sólo en su forma natural, sino que también venden la pulpa empacada. Total extrañeza tuve ante la pulpa de mango, una fruta propia de estas tierras, de las cuales una vez un francés se empacó diez enormes ejemplares con su correspondiente balance: Una diarrea de los mil demonios…ahora lo encontré en pulpa, supuestamente procesada en México y empacada en una bolsa elaborada en Detroit. ¿Será esto lo que llaman globalización?
.
Lo cierto es que la nostalgia me abrumó. Recordé mi infancia y mi visita a las plazas de mercado, podía probar las uvas, naranjas, ciruelas y cerezas sin que ninguna cámara estuviera registrándome como delincuente potencial. También podía negociar con el vendedor, había una especie de amistad entre una vendedora de habichuela y sus clientes, no la fría marca del código de barras que luego una máquina sentencia tajantemente su valor…y ni modo de pedir rebaja.

Los atuendos de los compradores también eran más informales, en short y zapatillas las mujeres frecuentaban la plazas, ahora uno puede encontrar mujeres de enormes senos-bisturí, vestidas de cóctel, con alhajas por todas partes comprando un kilo de repollo. O un hombre de traje y corbata escarbando entre el stand de las verduras. Lo peor de todo, y de ahí devino mi nostalgia, es que las manzanas ya no huelen a manzana sino a Calvin Klein, los mangos expelen una extraño olor a Tous Touch Eau de Toilette, las naranjas valencianas ahora parecen saber a Georgio Armani y el pescado no está surcado por esa bruma de olor escamoso, sino que pareciera estar elaborado en los laboratorio de Mont Blanc.

Cada olor en su lugar, así debe de ser, o imagínese que su pareja, en noche romántica se acerque a tu regazo con sus pies oliendo a cebolla cabezona, mientras de su cuello lentamente se levanta un olor a Bagre fresco…

59 comentarios:

escorpiona dijo...

Olores que traen recuerdos, imagenes y sabores, por estos lados del mundo, aún se conservan las ferias libres, donde se puede regatear, recorrer y hasta degustar los primores de mi valle ...
Un saludo
Chau

troya dijo...

estoy deacuerdo, los supermercados tienen el olor a la decadencia e instrumentalización de la vida.

La puta que no te parió dijo...

¿Y los sabores?
¿Alguien en la sala ha podido comer una maldita mandarina que sepa simnplemente a mandarina en los últimos 10 años?
La genética terminará dándonos mandarinas que además de no tener semilla vengan caminando solas hasta la boca, tal vez hasta canten como un Ruiseñor, pero yo tengo la mala costumbre de querer tener en la boca una maldita mandarina cuando me place comer una.
¿Qué se le va´cer?...
Mientras el vino siga siendo el vino habrá consuelo, brindémos pues!
Beeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeso

Don cigarro dijo...

Mr devaneante: gajes de la modernizacion que llaman... todo en este mundo tiende a ser presa del afan moderno por domar a la naturaleza y humanizarla, es decir, que la naturaleza ya no sea natural sino artificial, creada y modelada por la industria...

quizas, si a los troyanos les parece decadente esta instrumentalizacion, deberian volver al taparrabo... he aqui la cuestion central, el debate entre si somos mas barbaros o mas civilizados... que cada quien saque su conclusion...

Angélica Camacho dijo...

Que tal remate Carlitos ja ja ja... Entiendo tu nostalgia, los supermercados son frios por donde se le mire, sienta y huela.

El Mazo dijo...

Pues la solución es sencilla: No a la nostalgia, todavía existen las palzas de mercado mejor ir a ellas. El sábado pasado estuve en la plaza de mercado de Egipto en Btá, sólo por poner un ejemplo, y que conste que yo ni hago mercado.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Escorpiona

Pues no hay que dejar perder esa tradición, porque el bullicio alegre de las ferias y sus olores no puede morir...

Troya

Es que en el mundo que llaman moderno todo está debidamente ordenado, pero para el consumo, no para la felicidad, aunque algunos o la mayoría los confunden...

La puta que no te pario

Pues si el vino sobrevive, tu y yo sobreviviremos al apocalipsis de la pérdida de los sabores y olores, sólo que tocará usar otra fruta como pasante y no las mandarinas...
Besos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Don Cigarro

Pues lo único natural en la época moderna parece ser la estupudez del ser humano, o será también una estupidez creada en laboratorios?, ojo, la solución no es el taparrabo, ni el blue jean, nada cubre la ignorancia al desnudo...

Angélica Camacho

El final es un intento por sacarle humor a la conjunta soledad de los supermercados...
Besos

Mazo

Buen ejemplo a seguir el de ir a las plazas de mercado, y si no va a comprar vegetales, también venden unos tragos doble de aguardiente para un desayuno dominguero del putas...
Saludos

La puta que no te parió dijo...

Plantaré manzanas...
;)

Cata Fdez dijo...

que delicia de relato... sin embargo, aún cuando lanoche romántica tiene sus propios olores y sabores... la pérdida existe de la naturalidad y firmeza de los rasgos no?... los olores y colores son las llaves necesarias para despertar los apetitos... ¿o eso también está procesado y limpio???

Besos inmensos... solo tuyos.

Mariela dijo...

Estimado Carlos!

Mmmm fijate que acá aún son muy comunes las ferias libres... Ahí donde el que vende frutas te da a probar su dulce mercancía, donde el kilo de cualquier cosa lleva un poquito más, o donde el que vende huevos siempre tiene un caramelo para sus clientes.

En realidad es bastante fome ir a hacer ese tipo de compras al supermercado... jajajaja

Saludos!

mixtu dijo...

olores...

un mundo de sentidos e aromas...

romanticos...

uma busca de olores

abraços

Trini dijo...

Es curioso como algunos olores nos despiertan los recuerdos. Más que algunas visiones o sonidos...

Un abrazo

Sangre Ácida dijo...

Hay muchos olores que me evocan muchos sentimientos y sensaciones. Por ejemplo el olor del cemento mojado me lleva inmediatamente a la niñez y esas carreras interminables en bicicleta.
Saludos...

Maik Pimienta dijo...

Las naranjas están en huelga de olor amigo...gracias por tu visita y perdona mis ausencias. Abrazos.

cieloazzul dijo...

ja!
Tienes razón!! Carlos!
aunque por suerte acá en mi pueblo mágico aun están las cosas como hace años...
las verduras y las frutas en el mercado...
los mariscos en la pescadería y aunque tenemos un SOLO supermecado de autoservicio, la gente sigue caminando hacia el mercado que se encuentra en el centro de mi pueblo y caminando con las bolsas llenas de fruta y verduras recién cosechadas...
claro!
una cosa por otra!
la contaminación de agua ha hecho estragos graves en el riego de las legumbres y frutas lo que ocasiona un sin fin de males intestinales....
asi pues!
Muchos besos con sabos a durazno;)

Astrolabio-jsa dijo...

Digamos que lo bueno de los supermercados es lo expedito todo, gracias al código de barras, pero es todo un privilegio ese ambiente del regateo con la marchanta. Olores y colores, y el bulteador que por poco nos arranca la cabeza. Hay que turnar, Carlos, super con plaza. Y no siempre es malo el olor a moluscos.

Heredero de los Sueños dijo...

ESTIMADO.

Encuentro siempre fuerza incontenible en sus escuetos -pero suficientes- comentarios.

Y a propósito de olores, asido a la complicidad que me brinde su espacio, le cuento que mi olor preferido hoy... tiene aroma de mujer... se llama "NO ME OLVIDES"... una variante de miyake... (se imagina usted quien mana tan prometedor exilio de buen oler a través de sus codiciados poros...shiiiiit!!!); me lo cuenta en reserva por @.

Saludos.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Paula

Deja de tentarme, la última mujer que me ofreció una manzana me hizo perder un paraíso..claro que estoy dispuesto a perder otro!!!

Cta Fernandez

Afortunadamente no en todos los casos, aún es necesario el olor natural-animal de los cuerpos...

Mariela

Eso me pasa por darme de snob en los super, gracias por el consejo...

Mixtu

Olores y sabores que persisten en los cuerpos atrofiados...
Saludos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Trini

Si, eso es cierto y sirven para construir un mundo evocado como el caso del Proust...

Sangre ácida

Se puede decir que los olores y los colores son las conexiones de la nostalgia...besos multiaromáticos

Maik Pimienta

Esa huelga debe estar promovida por los insensibles...gusto tenerte por aquí!!!

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Cieloazul

La verdad en latinoamerica se puede gozar por el influjo mágico de los mercados campesinos, lo que pasa es que mi facilismo a la hora de mercar me hizo perder la ruta...
Besos

Astrolabios

De acuerdo, para cada momento un lugar, y el revoleteo de las plazas permiten conocer mejor ese mundo que vamos olvidando...todo olor tiene su momento, hasta el de los moluscos!!!

Heredero

Vaya, esos olores son los primeros en cautivar los poros del alma, ya imagino el trance !!!
Saludos

soleil argentina dijo...

gracias Carlos por tus palabras, tu escrito me trajo recuerdos de Dolores mi pueblo de la infancia

soleil argentina dijo...

gracias Carlos por tus palabras, tu escrito me trajo recuerdos de Dolores mi pueblo de la infancia

soleil argentina dijo...

gracias Carlos por tus palabras, tu escrito me trajo recuerdos de Dolores mi pueblo de la infancia

soleil dijo...

Y gracias por estar en tus enlaces
besos argentinos para vos

Pryncesazul dijo...

hola festejare el cumple de mi hija en abril, juntare dos cumpleaños 4 y 2 años de mis pryncesas, por supuesto k estas invitado...

Diana L. Caffaratti dijo...

La modernidad (ya debiera inventarse otra palabra pues modernidad según la Historia, ya ha sido superada) trae esas cosas de ajuste, aparente asepsia, y la artificiosidad de hacerte creer que pertenecés a países de gran evolución... Nos alejamos cada día de las fuentes primeras, pero también tiene los hipermercados de hoy, sus encantos...

Es obvio que estopy en un todo de acuerdo con el remate de tu artículo. :)

Salmón dijo...

No tengo nada que comentar al respecto, ni antes ni después del texto…. No tengo ganas ni de morir…. Bye.

(PD. Tampoco leí el post)

Anónimo dijo...

Tu relato me recuerda aquella taberna (o caverna) que esta siempre en el camino...A quien diablos le gusta un mango con olor a pachulí, asi como aquien diablos le gusta una maldita cerveza con olor a aceite viejo y quemado o a fritanga trasnochada?

El Mendez

Noa- dijo...

Siempre que viene alguien a visitar mi ciudad, y el tiempo nos lo permite les llevo a dar un paseo por el mercado de la boquería.
Un mercado que auna el aire y sabor tradicional con los productos y demandas modernos.
En definitiva un festival de olor, sabor y color.

Saludos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Soeil

Gracias por venir y cuatro veces seguidas..jajajajaj
Que rico que este post ta haya recordado tu pueblo de origen, también por estos lares hay un pueblo de nombre Dolores...
Saludos

Pryncesazul

Pues alistemos la piñata que festejaremos por lo alto...

Diana Caffaratti

Creo que por cuestiones de tiempo la modernidad ya fue superada, lamentablemente el ser humano jamás alcanzó la modernidad con sus proyectos iniciales, sólo se perdió en los caminos de la evolución científica y descuido el espíritu humano...por eso ahora naufragamos en un caos que llamamos postmodernidad del cual muchos hablan y nadie entiende bien...
Claro que hay ventajas en los hipermercados, en eso estoy de acuerdo, sólo que la nostalgia de lo que vamos perdiendo hace pensar...y con el final del post ni modo!!!
Abrazos enormes para tí

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Salmón

Usted anda río abajo, como un pez muerto y parece que ha perdido sus "competencias" para seguir luchando...no se desanime amigo acuático no hay nada más allá de la profunididad marina...le recomiendo un tema de Soda "Ella usó mi cabeza como un revólver"

Mendez

Vaya, es bueno verlo en estos charcos virtuales y creo que lo de la taberna con olor a rancio cansancio es otro de los dramas cotidianos de la nostalgia, creo que es hora de cambiar de SITIO
sALUDOS

Noa

Con esas delicadezas tuyas quisiera ir a visitarte a ese festival de los olores, colores y sabores...empezaré a ahorrar!!!
Besos

Bettina Perroni dijo...

Soy de las que piensa que son los olores los que verdaderamente hablan de la persona, del ambiente, de las cosas y de todo.

Sabes?, tengo un olfato muy sensible y por suerte aqui donde vivo, apesar de que hay moles de cemento conteniendo mil productos, aún puedes ir al mercado y encontrar esa mezcla de olores frescos de frutas, flores, dulces, etc... a mi me agrada.

Hollywood acaba de lanzar la película "el perfume", pero yo te recomiendo que mejor leas el libro "El perfume", es una novela de Patrick Süskind... es una excelente manera de conocer la sensibilidad del mundo de los olores... igualmente al principio de mi blog hice un post sobre esa novela... deja te pongo el link por si te interesa leerlo luego ;)

http://bettinaperroni.blogspot.com/2006/03/el-mundo-de-los-olores.html

Diana L. Caffaratti dijo...

Aún no publico la reseña sobre tu blog, pero lo he terminado hace algunos segundos.
Espera dos días...

Freyja dijo...

ME ENCANTO COMO LO CUENTAS
HAY OLORES Y SABORES QUE TRAEN RECUERDOS, SOBRE TODO DE LA NIÑEZ
GRACIAS POR TUS SALUDOS cARLOS, ME HAS HECHO REIR, COMO CON ESOS OJOS TAN BELLOS Y TAN JOVEN ENCUENTRES CHICA LA LETRA
(LO QUE SUECEDE QUE NO SE CAMBIARLA, ESO ES LO PEOR)
BESITOS Y QUE ESTES MUY BIEN, UN ABRAZO



BESOS Y SUEÑOS

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Bettina

El mundo de olores construye el mundo sensible de todos los sentidos...creo que aún nuestra cultura basada en gran aprte en lo visual y auditivo, debe explorar mejor las aromas...
Conzoco la novela y leído muy buenos comentarios sobre la película, esparé para verla...
Un beso con olor a café!!!

Diana Cafaratti

Gracias amiga, se que tu genorosidad es grande...
Saludos

Angel y Demonio dijo...

Me hubiese encantado poder entrar a tu post ... pero ay! También llegué tarde al reparto de olfato, y he de reconocer que por esa vía mis posibilidades de sentir, pfff, casi nulas. Me gustó el texto! Pero no pude sentirlo tanto omo hubiese querido. :(

Saludos!

Isabel Romana dijo...

A mí me encantan los mercados y compro en ellos casi siempre, más allá de los pequeños olvidos que debo reparar en los supermercados. También me gusta el color, ver los productos, oir el jaleo de la gente. Decididamente soy de mercado.
¿Te gustaría participar con un personaje en la historia de la reina Dido? Sólo tienes que pensar un nombre y una actividad que quisieras desarrollar ficticiamente, y dejármelo en un comentario en mi blog. Me comprometo a meter ese personaje a lo largo de la historia. Creo que puede resultar interesante. ¿Te animas?. Hago extensiva la invitación a tus contertulios. Saludos cordiales.

mahaya dijo...

Aun existen los mercados. Yo siempre compro en ellos, salvo los veranos que como cierra todo si quiero comer tengo que ir a la gran superfie.
Los supermercados quedan para los productos enlatados para llevarte dos cajas de leche, dos botellas de 10 litros de aceite, dos tambores de deterjente y 4 pack de botellines de cerveza.
Pero para el resto, prefiero mi fruteria de toda la vida donde la frutera me advierte que las peras estan un poco duras para mi gusto, que aun es pronto para las ciruelas y que en cambio tiene unos melocotones buenisimos.
Y para las delicatesen una tienda donde puedo encontrar desde genuino botillo del bierzo hasta mantequilla de soria y queso de cabrales envuelto en hojas...

Valeria dijo...

Cierto que en los hipermercados todo tiene ese aspecto "artificial". La fruta sin mácula, sin olor, con poco sabor, madurada en cámaras frigoríficas y camiones de transporte...
Las naranjas que parecen saber a Armani, jajaja.
Donde esté un melón madurado al sol, no hay comparación...
Un beso, Gamboa

Gitano dijo...

Que se levanten las voces de los vencidos, humillados y ultrajados

SUAVE CARICIA dijo...

me quede recordando los olores, sabes ellos representan que las cosas existen, algunos ya estan en el tiempo,el otro dia caminaba por la calle y me llegaba un olor a pescado frito, lo imagine con ensalada de tomates y recorde mi infancia, los dias sabados cuando mi madre y mis hermanos, los comiamos, porque era dia de feria,
no todos alimentos conservan sus olores, y cuando encuentras al menos yo, alguno de su aroma nativo lo disfruto, no me molesta el olor a cebolla en una persona o el olor a ajo. pero si que se cuiden si lo voy a seducir y pasar una noche romantica, una duchita antes no esta de más
dejo suaves caricias
besos mil.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Angel y demonio

Ummm, algo huele mal, si te falta olfato me imagino que el tacto debe estar super desarrollado, jajajaja
Saludos

Isabel Romana

me alegra que exista la posibilidad de encontrarte en un mercado...pensaré en ese personaje y luego pasaré a dejarte algo!!!
Besos

Mahaya

Eyyy, que rica descripción de los productos del mercado, he quedado salivando como un ratoncito de Plablov..

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Valeria

Todo lo que haya sido madurado al sol es lo mejor...de acuerdo, por eso me encantan las playas, jejejejeje
Saludos

Gitano

Hola Gitando desde cuál lugar de latinoamérica se alza hoy tu voz...?


Suave caricias

Jajaja, una ducha de media hora es el ideal para erradicar los sabores artificiales del cuerpo para que el olor natural haga su oficio seductor...
Besos

soleil argentina dijo...

Lo cierto es que la nostalgia me abrumó. Recordé mi infancia y mi visita a las plazas de mercado, podía probar las uvas, naranjas, ciruelas y cerezas sin que ninguna cámara


Me trae tambien nostalgias tus escritos de un pueblo de Dolores en donde pase toda mi infancia
abrazos desde Miami

TOROSALVAJE dijo...

Jajajajaja. El párrafo final es genial.

Odio los grandes centros comerciales. Sólo en caso de extrema necesidad y a la velocidad del rayo los frecuento.

Un saludo.

Diana L. Caffaratti dijo...

Carlos:
el comentario en mi blog saldrà el lunes por la tarde, pues no estoy en casa . Lo tengo guardado en mi PC. Hube de viajar con urgencia por una cuestiòn familiar.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Soleil

Tu nostalgia es mi nostalgia...
Besos

Toro salvaje

El humor sirbve para esquivar el tedio de los supermercados...

Diana Cafaratti

No hay problema amiga, será un gustazo!!!

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

Los olores son espamos de carne y existen distintos tipos de ellas. Quisiera experimentar una noche romántica con mi pareja y su olor a cebolla cabezona sin duda. Yo si quisiera. Pero bueno, no soy tan romántica...

AkashA DulcineA dijo...

El sistema actual va haciéndose cada vez más aséptico, como la pulpa de mango, que no tendría algún insecto cerca como en los mercados, aunque esa manía de limpieza arrebata sensaciones, pasiones que se desplazan por una "felicidad postmoderna", como en el mundo feliz de Huxley.

Eléctricos Saludos.

invisible_soledad dijo...

Querido, ahora estamos en desacuerdo... poseedora como soy, de un olfato muy desarrollado, adoro todos los olores, tanto las manzanas con olor a perfume, como los pies de mi amado con olor a cebolla, a transpiración ó a lo que sea... hasta el olor de nuestros desechos me resulta no del todo desagradable dependiendo de las circunstancias...

Los supermercados gigantescos me dan lo mismo que un mercado, es decir, me importan lo mismo, voy con la misma disposición a ambos.

Mmmmm un hombre con olor a cebolla? se me hace i-rre-sis-ti-ble... Te imaginas una mujer con olor a frutillas?...

Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO dijo...

Me sonrìo con ese último párrafo!
Me encantas por tu buen sentido del humor.
A veces me toca ir al supermercado despuès de salir de mi office pero cuando voy a mercar en forma sí disfruto de un buen jean.
Un abrazo afectuoso!

Princesa Dariak dijo...

El perfume...
Distinguido aroma en las narices, y que si huele bien o mal, queda en los gustos.

Un abrazo de Luz.

org@smo dijo...

Creo que estamos algo asi como en la misma frecuencia...

Un beso y mil más...

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Una de las moiras

Hola un placer tenerte en mi blog, y vale la pena tener un arrebato romántico-oloroso
Saludos

A. Dulcinea

Hay demasiada tendencia a la limpieza en un mundo podrido? Tal vez, pero nada como un mango con su potencia aromática, hace olvidar hasta de la postmodernidad y sus pretensiones...
Besos

Invisible Olorosa..

Jajajaj, pues dejaré mis pies en agua de cebolla una semana y luego iré a visitarte, talvez huelas a profunda frutilla!!!
Saludos putrefactos

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Lully al desnudo

Pues el jean sirve para el super y el mercado de plaza...saludos y en horabuena te gusta mi sentido del humor, por aquello de los olores!!!

Princesa Dariak

Los olores son cuestiones de piel, de acuerdo contigo
Saludos

Orgasmo

En la misma frecuencia de un orgasmo, ufff que bien!!!
Besos

Sangre Ácida dijo...

Pasaste a la versión beta y no has arreglado las tildes.
Jejejeje
Saludos.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Amiga ácida

Pues el cambio fue obligatorio, cuando fui a ingresar me obligo a cambiar...así quién no, esperemos no sigan usando el control?
Besos

ynarud dijo...

Casualidades de bloggear por aquí y por allí he llegado a tus blog. Y sí, estoy muy pero que de acuerdo contigo. A mi me gusta la tienda pequeña de superficie pero grande de acogimiento.

Saludos,