martes, marzo 11, 2008

EL PARANOICO


He tenido deseos de vender el televisor, me dijo un amigo esta mañana. Lo entendí, supe que se refería al cansancio de esas historias girando alrededor de un círculo. La guerra alcanzó un formato demencial, no entiendo cómo la mayoría no se da cuenta. A veces me levanto con miedo de ser abordado por un comando de “guerreros”, a veces sueño que escapo en medio de la espesa selva, a veces quisiera estar sumido en la somnolencia de la estupidez para no darme cuenta de nada. La mayoría de las veces creo estar atrapado en un cuento de Edgar Allan Poe. Veo el entusiasmo de la sangre comercializada, la atrocidad disfrazada de justicia, la barbarie camuflada, la ideología de las babas en la boca, los transeúntes atiborrados de argumentos-excrementos, los hijos de la noche danzando sobre los cementerios. De vez en cuando encuentro una voz entre millones que reflexiona, y eso me hace pensar que no estoy del todo perdido, o tal vez soy un enajenado. Cuando los abuelos me narraban historias en donde los machetes se blandían en las madrugadas, creía que eran ficciones seniles. Ahora entiendo que sus relatos eran presagios de tiempos más aciagos. Miro a la gente tranquila ir de acá a allá como si nada, sin percatarse del ruido de las sierras, del detonar de las bombas, del estruendo de los cauces que llevan cuerpos mutilados, de las serpientes que acechan los senderos, de la muerte con su disfraz justiciero esperando en la vuelta de la esquina. Esos seres anómalos siguen sin inmutarse. Almuerzan. Ríen. Se embriagan. Llenan los centros comerciales. Vitorean las armas. Arman trifulcas en los estadios. Dicen estupideces a un ritmo de 1800 barrabasadas por minuto. Esos seres me asustan, me dan pánico, me producen delirio, aunque ellos suelan decir que yo soy el paranoico.

22 comentarios:

El Mazo dijo...

A mi también me dan miedo 'los colombianos de bien'

Andrés Rincón dijo...

Ahhhhh....es terrible, estamos envueltos en seres como estos sin pudor, llenos de miedos y sobre todo viviendo sus vidas absurdamente....cuidado mira a tu alrededor te esta sonriendo...

Carlos, por otro lado...gracias por los comentarios en los blogs, de nal y el tol, yo prefiero guardar silencio jjeje por que estamos en las mismas nooo.

le agradecer�a que me reglaras tu correo...me parecen muy buenos tus blogs...ahi los estare chequeando.

Saludos

Lluvia dijo...

Esta sociedad nos ha llevado ser paranoicos, ahora no todo el mundo es tan malo!

Interesante tu escrito, muy interesante!

Cuidate!

fgiucich dijo...

La paranoia nos la venden envuelta en papel de regalo, casi sin darnos cuenta. Muy buena reflexión. Abrazos.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Mazo

Al parecer el prototipo de "colombiano de bien", que ahora trabajan con el eslogan "Colombia es pasión", ya son muchos..¿será acaso que están sembrando la idea de una raza superior?

Andrés Rincón

El blog de música me gustó, tiene datos interesantes y post que refrescan la memoria.Seguimos en contacto

lluvia

Bienvenida a este rincón...y ojo con la sociedad paranoica que puede confundir buenos con malos!!!

fgiucich

Esa es la mejor estrategia, la de los adornos, el engaño siempre tiene un buen disfraz...

AkashA DulcineA dijo...

Me quedo con aquello de que a veces encontramos una voz, un eco entre millones que nos hace pensar que aún se puede unir fuerza y lograr un cambio.

Mórbidas Reverencias.

P. D. Me encantó esa palabra que usaste en tu comentario, ahora la utilizaré en mis reverencias =)

P dijo...

y de todas maneras pasa.. puede uno hundirse aparentemente sin remedio en la espesa niebla de su propio infierno viendo con la aguda lucidez de la desesperanza como las conductas hipocritas se multiplican, como la miseria humana -mas alla de la material- crece, se reproduce y es avidamente aceptada y digerida por una enorme -demasiado enorme- masa de gente a la que uno deberia considerar sus iguales.
Y pasa, en ese pantano pegajoso del que parece que no se puede salir, que un dia, a cualquier hora, se descubre tan cerca como para saludar con una letra, gente que no va a decirlea uno "paranoico" sino que va a extender la mano con generosidad y, sobretodo, sin miedo.

BETTINA PERRONI dijo...

Carlos... créeme que lamento mucha esa situación. Desafortunadamente los civiles, los inocentes son quienes pagan las consecuencias de esa justicia hipócrita que no conduce a nada más que a prolongar la violencia y las excusas.

Nunca he estado en una situación similar y, ver eso en TV no me hace ajena a la situación... es en verdad muy lamentable que mucha gente no habra los ojos.

Un abrazo,

*Blue*Princess* dijo...

bueno si que estamos un poco paranoicos pero no creo que todo el mundo sea malo!

Isabel Romana dijo...

Las historias de los abuelos no eran, seguramente, presagios, sino sabiduría. Ellos sabían que todo eso había ocurrido y que seguiría ocurriendo. Y sí, la indiferencia sigue también su ruta. Un beso.

digler dijo...

creo que a veces es obligatorio escapar de la realidad que hemos creado

pero más allá, hay que tomar conciencia que ante todo lo que ocurre, hay algo que podemos (y debemos) hacer

Akinogal dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

UMA dijo...

Uno escapa de la realidad, o no le interesa hasta ue su vida se pone en peligro.
Hay mucha injusticia y se vive ese dolor como propio.
Vos, como siempre, no estaràs al margen de la realidad, porque tenès la sensible conciencia de que lo que pasa es destructivo.
Un beso enorme y mi abrazo, Carlitos

gaia56 dijo...

¡cuantas veces nos encontramos fuera del círculo! pero hay distintos círculos y yo escojo el mío... no me gusta ir con la corriente, es más divertido buscar otroas o incluso ir contra la masa...

Robin dijo...

Todo ese ruido apoderándose del tiempo, despojándonos de lo que por ser tan breve debiera ser amable. Todo ese rumor de espadas afiladas cortando el aire, inundando el silencio con tormenta.
Tienes razón, hiere y asusta la estupidez humana.

Un abrazo, querido amigo.

Angieypunto dijo...

La indiferencia es el pan de cada día Carlitos, solo hace que cada quien vea su nariz. Paranoico no, creo que perteneces a los pocos que se interesan por los 180 grados.

Princesa Dariak dijo...

Habrà algùn club para paranoicos?...

Abrazos de Luz

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

La única forma de vivir sin paranoia en estos tiempos es ser ciego para no ver lo evidente y tratar de ver solo lo bueno de las cosas (aunque esto cada vez cueste más), sordo para no escuchar las 1,800 barrabasadas por segundo, esas que se escuchan a cada rato y no solo en la tele ni en la radio, sino en cualquier parte y hasta muda, no para no opinar, sino para saber cuándo y dónde hacerlo, para no desatar vorágimes incontenibles que sabes que van a acabar hiriendo sentimientos.

La situación en Colombia está terrible. En BOlivia, si bien no tenemos guerrilla, estamos TAN divididos que no tienes idea. Los unos contra los otros, es una pesadilla.

Te dejo un abrazo.

MaleNa . la porteña dijo...

Es terrible, tus palabras condensan mis sensaciones últimas. (desde que estoy paranoica).
Esta locura organizada, donde todos estamos inmersos.

A veces los cuentos de Poe, son un relato de niños ante la realidad.

Carlos querido, te abrazo fuerte y mucho.

MaLena.

MAR dijo...

MEJOR SER "INCULTO" QUÉ VIVIR EN EL TERROR...
Besos, mar.

UMA dijo...

Te dejo un abrazo, Carlitos, venìa a verte;)

mahaya dijo...

La verdad ante semejantes acontecimientos, solo puedo decir que leo tus palabras...Que tienes razon, que comprendo tu angustia.